Publicado el

Caminar en vez de ir en coche mejora nuestra salud y nuestros bolsillos

Hacer ejercicio es bueno, tanto desde un punto de vista de salud como económico.

Que caminar es mejor que ir en coche para nuestra salud es algo que no hace falta decir. Sin embargo, en tiempos de crisis como los que vivimos, sustituir el vehículo por nuestros pies no sólo tiene efectos beneficios sobre la salud, sino también sobre nuestros bolsillos.

Un reciente estudio de la Agència de Salut Pública de Barcelona, que se publica en European Journal of Public Health, ha analizado el impacto económico que tendría sustituir la forma de hacer los trayectos cortos diarios: en vez de ir en coche hacerlos a pie. La muestra incluyó a un grupo de personas, a los que no parece llegar los mensajes de los beneficios de la actividad física sobre salud.

Las investigadoras revisaron los datos de la Encuesta de Movilidad 2006 de una población mayor de 17 años en Cataluña; en total se analizaron más de 80.000 personas en las que se valoró el impacto que tendría hacer un trayecto corto diario a pié en vez de en un vehículo.

Los resultados mostraban que de todos los que no cumplían las recomendaciones de caminar todos los días, un 15,6% de los hombres y un 13,9% de las mujeres sí reemplazaría su forma de trasporte. Si se extrapolan estos datos a toda la población de Cataluña, este cambio supondría una aumento en 326.557 varones y de 252.509 mujeres.

Las investigadoras señalan que esto supondría un ahorro de 124.216.000 euros en los varones y de 84.927.000 en las mujeres en gastos de salud derivados de la reducción de la mortalidad acumulada obtenida al caminar durante de un año. Para las autoras del trabajo, el estudio demuestra el impacto potencial, en términos de economía de la salud y de salud en general, de los viajes a pie como una fuente de actividad física.

Ejercicio y calidad de vida

El ejercicio es bueno para las personas sanas, pero también para aquellas que tienen alguna enfermedad. Un pequeño estudio de la Universidad Politécnica de Madrid-INEF realiza un estudio, denominado, Women in Motion, que trata de analizar el impacto del ejercicio físico en mujeres con cáncer de mama, en cualquier fase, explica Soraya Casla, del INEF.

Son muchos los estudios que han demostrado que el ejercicio es una parte importante y complementaria de los tratamientos de ciertas enfermedades, como el cáncer de mama, asegura Soraya. «Este proyecto tiene un extraordinario valor para nosotras, las afectadas de cáncer de mama. El ejercicio físico es una herramienta para mejorar nuestra movilidad y flexibilidad tras la cirugía, y además mejora nuestra autoestima», señalan desde la asociación Ascamma.

Durante los cuatro años de duración del proyecto Women in Motion, se valoran los beneficios que un programa físico supervisado puede generar en este colectivo. El proyecto desde su concepción ha sido planificado con el apoyo de un equipo multidisciplinar, entre los que se encuentran profesionales del deporte y de la nutrición, que ofrecen una serie de sesiones para ayudar a las mujeres a mejorar su calidad de vida a través del ejercicio y la alimentación. Se persigue con ello que las mujeres mejoren su forma física, pero también que trabajen aspectos básicos afectados por la enfermedad, como la autoestima, imagen y percepción corporal. Las sesiones se llevan a cabo en las instalaciones del INEF, con una duración aproximada de 40-50 minutos y una frecuencia de dos veces por semana.

Adaptado a la patología

El ejercicio físico, explica Soraya Casla, es necesario que esté adaptado al tipo de patología, que es muy importante que un profesional sea el que desarrolle el tipo de ejercicio que fisiológicamente va a poder intervenir en la mejora física de la persona y que no vale con el simple «haga ejercicio» ya que se necesita un programa específico, el cual está desarrollado previamente.

Para Begoña Barragán, Presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), «es muy importante que se lleven a cabo este tipo de estudios en pacientes oncológicos, ya que muchas veces no sabemos qué hábitos de vida saludables pueden mejorar nuestro bienestar. Estoy segura de que esta iniciativa servirá para ayudar a muchas mujeres a sentirse mejor durante y después de los tratamientos».

FUENTE: https://www.abc.es/salud/noticias/20130409/abci-caminar-coche-mejora-nuestra-201311291300.html