EDUCACIÓN PARA REVOLUCIONAR Y GENERAR BIENESTAR SOCIAL

La educación es la principal herramienta para detonar el progreso e impulsar la responsabilidad social, así lo concibió desde sus inicios Grupo Pachuca y, desde entonces, ha realizado innumerables acciones para cambiar el panorama de millones de personas a través de la instrucción deportiva y el apoyo continuo a comunidades de escasos recursos.

Encabezada por Jesús Martínez Patiño, esta empresa, ubicada en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, ha destacado por sembrar la semilla de la solidaridad no sólo en la entidad hidalguense, sino que su filosofía empresarial y social cubre ya gran parte del país, e incluso fuera de este.

“Tenemos cinco pilares: deportivo, comercial, cultural, educativo y social. Ayudar lo traemos en el ADN y lo hacemos por convicción, porque son los valores que nuestros padres, Jesús Martínez y Magdalena Patiño, nos inculcaron respecto a lo importante que es cuidar nuestro país, la gente y el entorno”, dijo Armando Martínez Patiño, presidente del Club Pachuca.

La estrategia que realizan como grupo abarca enteramente lo deportivo, en la que a través de la formación de fuerzas básicas que apuntalan a los equipos de Los Tuzos y los Panzas Verdes del Club León, en la Primera División del futbol nacional, cambian el estilo de vida y la mentalidad de cientos de niños y jóvenes que ven en el balompié un mejor futuro, alejándose de vicios y de la ociosidad.

Conscientes de que sólo el 1 % de esos chicos debutarán como jugadores profesionales, Grupo Pachuca se apoya en la Universidad del Futbol y Ciencias del Deporte para formar profesionalmente a quienes no llegan al máximo circuito. “Les damos una preparación para que sean exitosos, en carreras como Administración de Empresas, Comunicación, Psicología, Terapia Física, Director Técnico, etc.”, enfatizó Martínez Patiño.

En una época en la que el tejido social se ha descompuesto, destacó el directivo, el deporte se convierte en un gran vehículo que restaura a la sociedad, además de que fortalece otras cosas que importan en la sociedad, como la inclusión.

“Hoy tenemos un proyecto increíble, se acercaron con nosotros un grupo de ciegos que no tenía dónde entrenar ni uniformes. Así que los apoyamos, se llaman Tuzos de Plata, les dimos patrocinadores, cancha de entrenamiento, uniformes y logística. Ellos están felices y te das cuenta cómo con tan poco puedes hacer grandes cosas”, sostuvo.

Bajo este esquema, es que Grupo Pachuca ha impulsado el crecimiento de otros sectores en su organización, uno de ellos el de las mujeres. Desde directivas, personal administrativo, profesionistas, directoras técnicas y jugadores, las féminas incursionan como agentes de cambio e impulsoras del bienestar.

“La Dra. Gabriela Murguía es la máxima representante de la Universidad del Futbol, de la cuestión social, de la Fundación Pachuca, y este grupo es de los principales promotores de la liga femenil. Las Tuzas son las que más recolectan productos alimenticios en sus partidos, que luego son entregados a zonas marginadas”, señaló Martínez Patiño.

Este empresa 100 % mexicana apuntala el crecimiento del país y también el apoyo mutuo, ya que se caracteriza por encabezar colectas en situaciones de desastre natural donde sus jugadores y colaboradores apoyan en desgracias, como el tsunami ocurrido en Japón en 2011, los sismos de 2017 en Oaxaca, aunado a las inundaciones de Tula, Hidalgo; Villahermosa, Tabasco; y Tuxpan, Veracruz.

Dentro de esta labor, Grupo Pachuca forjó una sinergia con diferentes empresas que comparten sus ideales. ADO, Office Depot, Fox Sport y Providencia realizan a su lado responsabilidad social; como ejemplo de ello, Cementos Fortaleza acaba de donar toneladas de cemento para renovar las banquetas en Pachuca, relató Armando Martínez.

Agregado a ello, han puesto y renovado canchas en diferentes partes del país que han cambiado la vida a los vecinos de Tepito, en la Ciudad de México, y la Ciudad de los niños, en Tizayuca, Hidalgo, entre otros. Aspectos que convierten a Grupo Pachuca en un referente de ayuda social y de compromiso irrefutable con México.