Publicado el Deja un comentario

Alcanza Ciudad de México 82 por ciento de meta en reducción de emisiones

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, informa que entre 2019 y 2022, se ha evitado laemisión de 1 millón 810 mil 488 toneladas de bióxido de carbono equivalente al año (tCO2e) que representa un avance del 82 por ciento respecto a la meta propuesta de reducir en 10 por ciento las emisiones para 2024.

Las acciones que se implementan en la Ciudad de México en materia ambiental se basan en la innovación, la ciencia, la tecnología y la participación de la ciudadanía. El Programa Ambiental y de Cambio Climático 2019-2024 define las acciones que implementa el Gobierno de la Ciudad de México a partir de siete ejes estratégicos que buscan mejorar las condiciones ambientales de la Ciudad de México, en todas sus dimensiones, crear resiliencia y mitigar las emisiones de compuestos y gases de efecto invernadero (CyGEI).

 El primero es la revegetación del campo y la ciudad. Entre 2019 y 2022, se han plantado alrededor de 28 millones de árboles y otras plantas, lo que representa un avance del 70 por ciento en la nueva meta establecida para llegar a 40 millones. Este eje también contempla la restauración de más de mil hectáreas de parques públicos, hasta la fecha se han creado y restaurado 941 hectáreas de parques públicos, lo que representa el 94 por ciento de avance en la meta planteada.

Las acciones de revegetación implementadas, desde 2019 hasta inicios de 2022, han permitido la captura de 4 mil 635 toneladas de CO2e anualmente. Además, contribuyen a conservar la riqueza biocultural de la Ciudad, a reducir los impactos del cambio climático y mejorar la calidad del aire, también mitigan el efecto de isla de calor urbana, ayudan a recuperar el espacio público para las personas y a crear empleos verdes, así como una economía justa para las y los productores del Suelo de Conservación.

La reforestación fija retiene carbono de la atmósfera, incrementando cada año su capacidad de almacenamiento, es por ello que se reportan las emisiones capturadas de manera acumulada.

El eje dos es la recuperación de ríos y cuerpos de agua. La meta es recuperar 85 kilómetros de ríos y vías fluviales contaminadas, a la fecha se han recuperado 23 kilómetros, lo que representa un avance del 27 por ciento. También se recuperará y crearán nuevos humedales, para convertirlos en ecosistemas de aguas limpias que ofrecen nuevos espacios públicos para las personas. La meta es construir un humedal por año entre 2019 y 2024. A la fecha, se han restaurado y construido nuevos humedales en siete sitios prioritarios, superando la meta a 2024.

El rescate de ríos y cuerpos de agua ha permitido la captura de 823 toneladas de CO2e anualmente, desde 2019 hasta inicios de 2022. Cabe señalar que los humedales fijan y retienen carbono de la atmósfera, incrementando cada año su capacidad de almacenamiento, es por ello que se reportan las emisiones capturadas de manera acumulada.

Las medidas de este eje contribuyen a la recuperación de los ecosistemas de la Ciudad, a la reducción de riesgos de inundaciones, el aumento de la temperatura y otros efectos del cambio climático, a la recarga del acuífero para suministrar agua para todos y todas y a la creación de espacios verdes para todas las personas.

Para garantizar el derecho humano al agua y avanzar en la mejora de las condiciones hídricas de la región, se trabaja en la gestión sustentable del agua con un aumento en la inversión de 43.9 por ciento en términos reales, durante los primeros tres años de gobierno con relación al mismo periodo de la administración anterior, pasando de $8,094.0 millones a $11,650.3 millones, a precios de 2021. Para mejorar la distribución y evitar fugas se ha propuesto la meta de construir 830 sectores de los cuales se han instalado 410, lo que representa un avance del 49 por ciento. Además, se redujo la explotación del acuífero al cosechar y aprovechar la lluvia. La meta es instalar 100 mil sistemas de cosecha de lluvia, de los cuales se lleva un avance del 32 por ciento.

Este eje, sobre el manejo sustentable del agua, ha evitado la emisión de 139 toneladas de CO2e anualmente. Las medidas de este eje buscan garantizar el derecho humano al agua para todos y todas, reducir la explotación del acuífero a niveles sustentables, reducir las inundaciones y ahorrar energía, generando menores emisiones que causan cambio climático, debido al uso de energía para transportar agua hacia la ciudad.

Con el objetivo de alcanzar una ciudad con cero residuos en el 2030, se implementan diferentes medidas, esquemas de economía circular y se busca la reducción de la extracción de recursos de la naturaleza. La meta al 2024 es reducir en un 50 por ciento el volumen de residuos que van a los rellenos sanitarios, en comparación con el año 2018, actualmente la reducción es del 15 por ciento. Actualmente, se recuperan los residuos para su reuso y reincorporación a las cadenas de valor, con un avance del 10 por ciento de la meta anual. Además, se está aumentando la capacidad de reciclaje y de generación de composta y se impulsa una economía circular, con la participación del sector económico. Desde enero de 2021 está prohibida la comercialización, distribución y entrega de bolsas y otros plásticos de un solo uso, lo que ayudará a transitar hacia una ciudad libre de este tipo de residuos en 2024.

Este eje, conocido como Basura Cero, ha evitado la emisión de 621 mil 239 toneladas de CO2e anualmente.

En el eje de Movilidad Integrada y Sustentable ha permitido mitigar 152 mil 529 toneladas de CO2e anualmente. Las medidas de este eje amplían el acceso y la disponibilidad de un transporte público eficiente, limpio, seguro e integrado, que mejore la calidad del aire, que adopte mejores y más nuevas tecnologías que reduzcan las emisiones causantes del cambio climático.

La meta es adquirir 500 trolebuses, de los cuales se han adquirido 193; se han incorporado 269 unidades nuevas de RTP, de las 800 planteadas como meta al 2024. Se busca construir 7.4 kilómetros de trolebús elevado, del cual, a mayo de 2022 se tiene el 92 por ciento de avance; así como construir 30 kilómetros de Cablebús, a la fecha se han construido 19.8 kilómetros en dos líneas.

También se trabaja en la sustitución de autobuses viejos por nuevos, con tecnologías limpias y con la renovación del Metro y del Metrobús. De este último, se han sumado a la operación 172 unidades, de las cuales 10 son eléctricas, y se amplió la Línea 4. Asimismo, se está incrementando la infraestructura para realizar más viajes a pie y en bicicleta, a la fecha se han construido 183 kilómetros de infraestructura vial ciclista, que representa el 60 por ciento de la meta a 2024, y diez de los 16 biciestacionamientos previstos para 2024.

Diversas acciones para mejorar la calidad del aire han permitido reducir 990 mil 404 toneladas de CO2e anualmente. Las medidas de este eje contribuyen a reducir la contaminación del aire y, con ello, disminuir los impactos negativos en la salud de las personas y en la economía de la ciudad. En 2021 la Zona Metropolitana del Valle de México alcanzó 127 días limpios, por lo que la Ciudad de México se encuentra dentro de la norma ambiental gracias a las acciones en política ambiental y reducción de emisiones contaminantes que se han seguido para mejorar la calidad del aire de la capital.

Las medidas del eje Ciudad Solar buscan proveer de energía limpia a las personas que habitan en la Ciudad de México, a generalizar prácticas de uso eficiente de la energía, a mejorar la calidad del aire, generar ahorros en las economías familiares e impulsar la innovación tecnológica en la ciudad. Hasta el momento se evita la generación de 40 mil 720 toneladas de CO2e anualmente.

En conjunto con el gobierno federal se está construyendo un parque solar en la Central de Abastos que será el más grande construido al interior de una ciudad, con una extensión de 25 hectáreas de techos y una capacidad de 18 megavatios.

Se promueve el uso eficiente de la energía y se fomenta la transición energética a través de proyectos y mecanismos innovadores y participativos. También, se promueve el empleo verde a través de la capacitación y certificación en competencias laborales vinculadas a la energía solar. Hasta el momento se han capacitado y certificado a 727 personas, lo que representa un 72 por ciento de la meta al 2024.

En la Ciudad de México se impulsa un nuevo modelo de desarrollo para lograr un equilibrio entre el crecimiento económico, la generación de empleos verdes, el bienestar social y la protección del ambiente. Se trabaja para garantizar el derecho a un medio ambiente sano y reducir las desigualdades, con el fin de conseguir el bienestar de todas y todos.

FUENTE: sedema

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *