Publicado el Deja un comentario

Tenoch Huerta saca la mugre del racismo mexicano en su libro “Orgullo Prieto”

El actor mexicano Tenoch Huerta habla durante una rueda de prensa hoy, en Ciudad de México (México). EFE/ Alex Cruz

EFE

NOV. 19, 2022 7:04 AM PT

El actor mexicano Tenoch Huerta presentó este viernes su libro Orgullo Prieto, del cual dijo que saca la “mugre” del racismo en México, y señaló que los idearios con los que los mexicanos se muestran al mundo “ocultan un monstruo horrible”.

“El libro permite hablar de temas que no son sencillos, que no deberían ser escabrosos, pero en un país profundamente racista sí lo son. La mugre que hemos escondido durante tantos años nos asusta, nos duele, nos destruye”, comentó Huerta, también conocido por su activismo antirracista.

Orgullo Prieto (Grijalbo, 2022) narra las vivencias y experiencias del actor relacionadas con la xenofobia y reflexiones sobre las discriminaciones que viven los mexicanos por su color de piel.

No obstante, Huerta aseguró que el libro “no pretende ser la biblia antirracista”.

“El antirracismo ni nace ni muere con nosotros. Solo somos un eslabón de una cadena que tiene 500 años”, prosiguió.

A lo largo de 224 páginas, el actor mexicano relata situaciones en las que ha sufrido actitudes racistas, las ha observado o incluso protagonizado, pero también da voz a otras personas.

“Pretendo ser un megáfono. Este libro es una manera de honrar a mis compañeros de batalla de orgullo prieto y su lucha”, indicó.

Huerta también criticó la imagen del mexicano, que la edad de oro del cine nacional proyectó al resto del mundo.

“La imagen del charro y las rancheras es un invento. Fueron tomadas de la zona central del país y a partir de ahí se construyó la idea del mexicano que no abarca otras formas de ser o de existir”, reprobó.

Además, añadió que los idearios inventados “para embellecernos y mostrarnos al mundo ocultan un monstruo horrible”.

Explicó que el libro está concebido para explicar de forma ligera y sencilla, para la comprensión de todo el mundo, de temas a los que no se les suele prestar atención y tiempo.

“No soy académico y no es un libro para la academia. Es algo para toda la banda”, dijo.

Asimismo, expuso que el objetivo de la obra es formular preguntas a sus lectores, que no acepten el estado de las cosas y busquen la manera de transformar la realidad.

“Aspiro a que vivamos en una sociedad más horizontal. No creo que para que haya justicia social tengamos que ser todos pobres, sino que todos tengamos lo suficiente para vivir bien y en paz”, puntualizó.

El mexicano consideró que el Gobierno podría trabajar más y mejor por las demandas de los grupos indígenas del país, “pues no se han cumplido (sus demandas) a cabalidad”.

Tenoch Huerta, conocido por películas como Black Panther: Wakanda Forever (2022), Güeros (2014) o la serie Narcos: México, leyó varios fragmentos de su obra y se mostró contento por la publicación.

“Ya me puedo morir: tuve una hija, sembré un árbol y escribí un libro”, bromeó.

Publicado el Deja un comentario

Violencia infanticida en México: más de 7,700 menores fallecieron por lesiones en cinco años

Un informe, resultado de una investigación a largo plazo, tiene como objetivo dar seguimiento al grado de incumplimiento de los derechos de la infancia en el país.

Entre 2016 y junio de 2021, un total de 7,752 menores de cero a 17 años perdieron la vida por lesiones causadas de manera intencional en México, de acuerdo con el Índice de los Derechos de la Niñez (IDN 2022), investigación realizada por Mario Luis Fuentes y Saúl Arellano, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las entidades federativas con más casos registrados en ese periodo fueron el Estado de México (943 víctimas), Guanajuato (856), Chihuahua (581), Guerrero (525), Michoacán (465) y Jalisco (437). En contraste, los estados con menos casos fueron Campeche, Yucatán, Tlaxcala, Aguascalientes y Baja California Sur. 

“Con el fin de llevar a cabo un comparativo apropiado, se estimó la tasa de mortalidad por homicidio intencional para el grupo de edad de cero a 17 años utilizando las proyecciones de población del Consejo Nacional de Población (Conapo) para el periodo 2016-2020. De esta manera, se obtuvo que el promedio nacional fue de 3.6 asesinatos por cada 100,000 (personas) en el grupo de edad”, refiere el informe.

En 2020, la tasa de infanticidios fue igual a la del 2019, y se tuvo un indicador de 3.7 víctimas por cada 100,000 en el grupo de edad. Hace dos años, una vez más 14 entidades superaron el promedio nacional, siendo Guanajuato el estado con peor indicador: 12.5 víctimas por cada 100,000 habitantes.

POBREZA EN LA NIÑEZ MEXICANA

México es considerado uno de los diez países más poblados del mundo. Según el censo de 2020, aproximadamente 31.5 por ciento de la población eran niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años. Sin embargo, el informe precisa que nacer en este país latinoamericano implica, para la mayoría de infantes, altas probabilidades de ser pobre o vulnerable por carencias de acceso a servicios y derechos. Asimismo, de morir por causas violentas o accidentales o vivir en territorios que no tienen la infraestructura para garantizar su adecuado desarrollo o trabajar para contribuir al ingreso familiar.

violencia menores México
(Captura de pantalla del Índice de los Derechos de la Niñez 2022)

De acuerdo con los datos arrojados, en el grupo de cero a cinco años la incidencia de pobreza fue de 54.3 por ciento, siendo Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Tlaxcala, el Estado de México, Tabasco y Campeche donde se obtuvieron los peores resultados. Entre los principales determinantes de pobreza destaca la carencia de seguridad social, el ingreso monetario, la escasez de alimentación nutritiva y de calidad, y los servicios básicos para la vivienda.

“La evidencia que se presenta caracteriza a México como un país inapropiado para la niñez, pues las condiciones en las que viven las personas menores de 18 años son, sin caer en un exceso retórico, dramáticas”, refiere el texto de la investigación.

VIOLENCIA FAMILIAR Y CORRUPCIÓN DE MENORES

Otro indicador que permite dimensionar la magnitud de la violencia que se ejerce contra los menores mexicanos, es el relativo a las carpetas de investigación que se inician cada año en los ministerios públicos bajo la categoría “delitos contra la familia”. Entre 2016 y 2020 hubo un incremento del 46 por ciento en los casos, al pasar de 191,384 a 245,598.

“A pesar de que podría haber casos en los que no estarían involucrados directamente niñas, niños y adolescentes, en la mayoría, el vivir en entornos de violencia, donde la pareja agrede a su cónyuge, aun cuando directamente no agreda físicamente a sus hijas o hijos, genera un ambiente que atenta en contra de su adecuado desarrollo integral tanto físico como mental”, detalla el IDN 2022.

En cuanto al delito de corrupción de menores, los autores observaron que el número de carpetas de investigación ha presentado un incremento anual constante de 2016 a 2020, mientras que hace seis años se iniciaron 1,847 casos (cinco por día), en 2020 la cifra llegó a 2,443 (un promedio de 6.7 casos por día).

EDUCACIÓN: OTRA TRAGEDIA PARA LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES

Sobre la educación en México, la mayoría de la oferta educativa sigue siendo pública. De acuerdo con las cifras de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en 2021 87.2 por ciento  estaba matriculado en instituciones públicas y casi 13 por ciento en escuelas privadas. Además, 24.59 millones de menores estaban en educación básica y 4.98 millones en educación media superior.  

Menores México
(Captura de pantalla del Índice de los Derechos de la Niñez 2022)

Conforme al modelo de análisis de la trayectoria escolar que se sigue en México, de cada 100 que ingresaron a primaria en el ciclo escolar 2004-1005, cinco no egresaron; de los 95 que sí lo lograron, tres no ingresaron a la secundaria; de los 92 que se mantenían en el sistema educativo, catorce no lograron egresar de la secundaria, por lo que en el ciclo 2012-2013 quedaron solo 78 de los 100 inscritos nueve años atrás.

“El informe es resultado de un proyecto de investigación a largo plazo, cuyo objetivo fue dar seguimiento al grado de incumplimiento de los derechos de la niñez mexicana”, se lee al inicio de  la investigación.

FUENTE: newsweekespanol

Publicado el Deja un comentario

La violencia en México se ensaña con las trabajadoras sexuales

Un informe independiente documenta la vulnerabilidad y la desprotección de menores y mujeres mexicanas y latinoamericanas que se dedican al trabajo sexual.

En 2015 apenas un puñado de medios locales reportaron la desaparición de más de 40 trabajadoras sexuales en Tamaulipas, uno de los estados más violentos de México. Se negaron a pagar «derecho de piso” al crimen organizado. Hasta el momento se ignora qué pasó con ellas.

Como este caso, hay muchos más. Historias que no figuran en medios ni en cifras oficiales de feminicidios o de agresiones contra mujeres y menores a causa de un sistema corrupto que invisibiliza el trabajo sexual, aunque se beneficia de él, concluye el informe «Indicadores de violencia de género en el mundo laboral de las trabajadoras sexuales en México”.

«Nosotras mismas hicimos el informe porque hay mucha violencia detrás del trabajo sexual. Es preocupante que mayoritariamente la ejerce el Estado.

¿Cómo terminaremos con ella, si no visibilizamos lo que sucede?” Es la pregunta que se hace Elvira Madrid, presidenta de Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer «Elisa Martínez”, la ONG autora del estudio, donde se describen 30 indicadores de los problemas padecidos por este sector, de los cuales 22 son provocados por servidores e instituciones públicas.

Violencia sistémica

La evidencia son los testimonios de 45 mujeres, quienes narran -entre dolor y pánico- sus experiencias con clientes, proxenetas, parejas, patrones, policías y otros, en 14 estados del país, más su capital. DW habló con algunas de ellas, cuyas identidades han sido modificadas.

Hecha en coordinación con el Secretariado Internacional de la Alianza Global contra la Trata de Mujeres, la publicación documenta toda clase de violencias: sexual, laboral, psicológica, física, económica y patrimonial, además de familiar, social e institucional.

Los relatos son de trabajadoras sexuales de 20 a 68 años, procedentes de países como Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua y principalmente México. Entre ellas hay cinco mujeres trans y nueve indígenas mexicanas y guatemaltecas. En paralelo, hacen un bosquejo de la violación constante de sus derechos básicos, la impunidad y la colusión entre agresores.

«Retratan un caso de violencia sistémica, patrocinada desde las estructuras del Estado mexicano, que privilegia la obtención de ganancias de empresarios y políticos y que ignora su responsabilidad de garantizarles una vida libre de violencias”, dice el documento.

Vidas que no importan

«Este informe es un grito conjunto de ‘Ya basta’ porque nos están matando y nadie hace nada”, sentencia «Alondra” durante la presentación realizada en Ciudad de México, en vísperas del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25.11.2022).

«¿Dónde están las compañeras asesinadas en la calle, en bares u hoteles, que ya no verán la luz ni regresarán a casa, violadas y muertas por policías y padrotes?”, agrega la mujer transgénero, quien dice que los crímenes de odio contra las personas de su condición sexual son alarmantes en el país.

Brigada Callejera asegura que los 11 feminicidios reportados a diario en México son más, ya que los asesinatos de trabajadoras sexuales o producto de la trata de niñas y jóvenes se ocultan.

«Mariana”, madre de siete hijos, teme por su vida. Su pareja, un comerciante de la capital mexicana «que se siente protegido”, la golpea brutalmente, la amenaza con dañar a sus nietas pequeñas, le quita su dinero, si no se somete a su voluntad. Cuando ha intentado denunciar, las autoridades «no han querido proceder por lo que soy. Nos están dejando morir, aunque compran nuestros servicios”, relata la mujer. «Nadie hace algo para parar tanta niña o mujer muerta, les vale. No quiero que me maten. Estamos peor que nunca”.

Servidores públicos

Según el informe, un 73 por ciento de los responsables que atentan contra las trabajadoras sexuales son servidores públicos del sector salud y judicial, defensorías, instituciones de seguridad o derechos humanos, entre otros.

«María”, de casi 60 años, afirma: «A nosotras no nos dan becas ni ayudas del gobierno (para madres solteras y adultos mayores), los funcionarios obstaculizan ese apoyo. También nos niegan atención en hospitales cuando saben que eres”. Lo mismo sucede con otros servicios gratuitos como pruebas de VIH y Papanicolau, condones, acceso a la educación o asistencia legal.

En opinión de Elvira Madrid, una socióloga que hace 33 años decidió luchar por estas mujeres, «nadie quiere perder las ganancias de extorsionar a las compañeras, mucho menos los dueños de negocios como hoteles, cuartos, cantinas, bares y lugares asociados porque se les va el dinerito”.

Del sueño americano al sexo pagado

Migrar a México, con o sin papeles, ha llevado a muchas mujeres de Centro y Sudamérica a recurrir al trabajo sexual. Algunas buscan llegar a Estados Unidos, otras solo escapan de la pobreza o los conflictos en su país.

Del 17 al 20 de noviembre de 2022, el Instituto Nacional de Migración informó la detención de más de 16,000 migrantes, la mayoría de países latinoamericanos.

«Carmen”, de 55 años, llegó hace cinco años de manera legal a Tapachula, Chiapas, donde Brigada Callejera tiene otra sede. Salió huyendo de Honduras, amenazada de muerte por los mismos mareros que asesinaron a su marido, para robarle. Dejó atrás seis hijos, al cuidado de su madre. Empezó como ayudante en una cocina, cerrada por la pandemia. Luego le robaron sus documentos, pero desistió de renovarlos porque (las instancias migratorias) «cobran por todo, dinero que no tengo. Nadie me contrataba por ilegal”. Para no morir de hambre y mandar dinero a su familia, vende sexo, aguantando golpes y extorsiones de «la migra”.

Presentación del informe en México.

El informe, además, pide abolir tres pilares fundamentales del engranaje de violencia laboral contra las trabajadoras sexuales en el México actual, es decir, el control sanitario, la pérdida de la patria potestad de sus hijas o hijos menores de 12 años y la prohibición del trabajo sexual.

El caso de «Claudia” es una muestra. El padre de dos de sus hijos se los quitó nueve años atrás. Pese a que el mexicano nunca los reconoció legalmente ni los mantuvo, logró que la institución oficial protectora de infantes de México le concediera su tutela «solo por lo que me dedico”, narra la salvadoreña de 31 años.

Antes de ser trabajadora sexual en un parque de Chiapas, fue empleada doméstica, luego mesera. No obstante, recibir 90 pesos (4.5 dólares) diarios por 12 horas de trabajo no era suficiente para alimentar a la familia. «Una amiga mesera me convenció de trabajar en eso en mi día de descanso porque se gana mejor”, 200 pesos (10 dólares), más hotel. Después, «Claudia” conoció un electricista del que se embarazó, pero otras trabajadoras sexuales, celosas de tener competencia, le provocaron un aborto a golpes.

La pandemia duplicó el trabajo sexual

Un diagnóstico de 2019, realizado por Brigada Callejera, estimó en 7.500 las trabajadoras sexuales en las calles de la capital mexicana. Después de febrero de 2020 la cifra se ha duplicado. A la fecha, explica Elvira Madrid, «hemos contabilizado 15.200 porque muchas mujeres perdieron su trabajo, producto de la pandemia. Cerca del 40 por ciento fueron despedidas de tiendas de ropa, papelerías, restaurantes y comercios”.

En el imaginario colectivo prevalecen muchos estigmas sociales en torno a este oficio, al cual se dedican más de 800,000 mujeres en todo el país, de acuerdo con la ONG.

FUENTE: dw.com

Publicado el Deja un comentario

Día Nacional de la Flor de Nochebuena

Ícono de la Navidad cuya presencia motiva la paz, la armonía y la vivacidad de las fiestas decembrinas.

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales | 08 de diciembre de 2022

El cultivo de la flor de Nochebuena es uno de los más importantes en el sector de plantas ornamentales en México.

Símbolo de la Navidad en todo el mundo: la mexicanísima flor de Nochebuena o cuetlaxóchitl (flor que se marchita, o flor de cuero, en náhuatl), espléndida con su tono rojo, sobresale en la época invernal lo mismo en los hogares de las familias más modestas que en los grandes salones, restaurantes, oficinas y avenidas.

Quienes no tienen acceso a las flores naturales elaboran o adquieren ejemplares de papel, tela, plástico y otros materiales. Pero nada como lucir flores naturales de Nochebuena en la mesa, el escritorio o en macetas dispuestas en los espacios más sorprendentes.

Por eso la floricultura mexicana se viste de rojo y podrá llevar buenas cuentas a casa. Los floricultores de siete estados cultivaron este año más de 17 millones de plantas que darán vivacidad a las fiestas navideñas.

Sí, con al menos 17 millones de matas de flor de Nochebuena producidas en Ciudad de México, Morelos, Puebla, Jalisco, Estado de México, Michoacán y Oaxaca, entre otras entidades, se garantizó desde fines de noviembre cubrir el abasto nacional de las distintas variedades de flor de Nochebuena, porque si bien la clásica y más requerida es la roja, existen las de color rosa, amarillo y morado, y también la blanca, que se asocia con la paz y la tranquilidad.

Datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural indican que en México se producen más de 30 variedades de esta flor, de las cuales el 90%, tanto en producción como en consumo, corresponde a la tradicional roja, el 5% a la blanca o amarilla, y el resto se distribuye entre la rosa, la rayada y la marmoleada.

Pero hay quienes cifran en más de 100 las variedades de Nochebuena, y son los estados de Guerrero y Morelos los que sobresalen por la producción comercial de la misma, que se ha elevado notablemente mediante el cultivo en invernadero con riego tecnificado, fertilización, control de la temperatura y humedad, luminosidad, reguladores de crecimiento, poda y control de plagas y enfermedades, tanto para el consumo nacional como para la exportación, ya que se obtienen flores de muy alta calidad.

Al color rojo intenso de la flor de Nochebuena se le han atribuido diversos significados, el religioso es el más extendido y lo considera una alegoría de la sangre de Cristo. Pero en general se le relaciona con la alegría, la vivacidad y el fuego, elementos propios de las festividades navideñas.

Esta planta, símbolo de paz y armonía, promueve una importante actividad económica generadora de empleos, por lo que contribuye a fortalecer el tejido social en diversas zonas rurales del país y lleva alegría y bienestar a los hogares de nuestros floricultores.

Euphorbia pulcherrima es el nombre científico de esta espléndida flor de alta resistencia a las bajas temperaturas propias de la época invernal, y se le conoce popularmente como Flor de Pascua, Estrella Capital, Flor de Navidad y Pastora, entre muchas otras denominaciones.

El arbusto mexicano que da la flor de Pascua fue domesticado por los pueblos originarios de México y aún en la actualidad crece en forma silvestre en los bosques tropicales secos del Pacífico mexicano, desde Sinaloa hasta Chiapas, incluso hasta Guatemala, y su área ancestral se encontró en el norte de Guerrero.

Las especies silvestres de cuetlaxóchitl son menos ramificadas, con brácteas (hojas que son consideradas pétalos) petaloides angostas y menos brillantes e inflorescencias con menor número de flores, pero los floricultores mexicanos han logrado nuevos tonos y variedades: rojas, amarillas, rosas, salmón, blancas y jaspeadas, y algunas con hojas adicionales, e incluso con flecos en los bordes.

Cuetlaxóchitl fue llevada a Estados Unidos en 1829 por el entonces embajador estadounidense Joel Roberts Poinsett, por lo que en ese país es conocida como poinsettia. El diplomático recopiló algunos ejemplares de esta planta en Taxco, Guerrero, y los envió al jardín botánico Bartram, donde los cultivaron y exhibieron. Más tarde, con ese nombre la Nochebuena fue introducida a Europa y se expandió al resto del mundo.

Los antiguos mexicanos encontraron en esta planta propiedades medicinales. Con las partes aéreas y las brácteas preparaban un cocimiento y una infusión contra la hemorragia vaginal abortiva, y también era utilizada para regular la menstruación.

Durante la Colonia, cuetlaxóchitl adornaba las iglesias toda la temporada navideña, y así se expandió la costumbre imprescindible de ornamentar no solo las iglesias sino áreas jardinadas, espacios públicos, camellones, centros comerciales, escolares y de diversión, porque la flor de Nochebuena se ha convertido en un ícono cultural de la Navidad en todo el mundo.

Los fines de año la imagen de esta emblemática flor aparece también de manera profusa impresa o manufacturada en diversos materiales y sitios inesperados donde su presencia transmite paz y armonía y da pie a las celebraciones decembrinas.

El cultivo de la flor de Nochebuena es uno de los más importantes en el sector de plantas ornamentales en México. Nuestros floricultores crean lo mismo flores pequeñas de sólo 7 cm de altura, para adornar un mostrador, un escritorio o un aparador, que grandes y hermosas flores dispuestas en macetones de todo tamaño.

Podemos adquirir esta típica flor mexicana en tianguis, mercados y centros comerciales y contribuir así a mejorar la economía de quienes las producen, o admirar en algunos jardines caseros los arbustos pletóricos de nochebuenas, un agasajo para el espíritu.

En esta época del año podemos adquirir plantas de cuetlaxóchitl desde 7 centímetros de altura para colocar en escritorios o pequeños espacios, e incluso como obsequio navideño,

Desde principios de noviembre, esta típica flor mexicana, regalo navideño de México para el mundo, está disponible en viveros, tianguis, mercados y centros comerciales. Al adquirirla contribuimos a mejorar la economía de quienes las producen y nosotros embellecemos nuestro entorno durante las fiestas decembrinas.

FUENTE: gob.mx

Publicado el Deja un comentario

Día Internacional de las Montañas 2022

“Las mujeres mueven montañas”: administran sus recursos, son guardianas de la biodiversidad y la cultura local, y son expertas en medicina tradicional.

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales | 11 de diciembre de 2022

Este año se cumple también el vigésimo aniversario del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas.

Cada 11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas, debe ser motivo de gran celebración en México, ya que el 23% de su territorio es montañoso y en esa porción del suelo nacional existen sitios prioritarios para la conservación, fuentes de agua dulce, culturas originarias y escenarios para la contemplación, un tesoro para la humanidad.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explica que las montañas proporcionan sustento directo y mejoran el bienestar de 1,100 millones de las personas que viven en elevaciones con más de 700 metros de altitud en todo el mundo, e indirectamente a miles de millones más que viven aguas abajo.

Además, albergan al 15% de la población mundial, de la cual más del 90% corresponde a países en desarrollo, y uno de cada dos habitantes de los mismos se encuentran en situación de inseguridad alimentaria.

Cita una de las grandes bondades de las montañas: proporcionar del 60 al 80% del agua dulce del mundo. De estos ecosistemas la reciben varias de las ciudades más grandes del mundo, como Melbourne, Nairobi, Nueva York, Río de Janeiro y Tokio.

En términos socioeconómicos es conveniente saber que las comunidades de montaña producen importantes cantidades de alimentos con un alto valor nutritivo y de calidad como café, cacao, miel, hierbas y especias, así como artesanías, para mejorar sus medios de subsistencia e impulsar las economías locales.

Asimismo, el turismo de montaña representa del 15 al 20% de la industria del turismo mundial y ofrece a los visitantes una amplia gama de actividades, como esquí, escalada, senderismo y exploración.

También desempeñan un papel clave en el suministro de energía renovable –hidroeléctrica, solar y eólica, así como biogás–, tanto para las comunidades asentadas en ese entorno como para las ciudades aguas abajo. Tan solo de energía hidroeléctrica de todo el mundo, una quinta parte procede de las montañas, y algunos países dependen casi exclusivamente de esas altas regiones para la generación de energía hidroeléctrica.

En cuanto a la biodiversidad, seis de las 20 especies de plantas de las que proviene la mayoría de los alimentos del mundo se originaron en regiones de montaña: el maíz, la papa, la cebada, el sorgo, los tomates y las manzanas.

De estos sitios, muchos reúnen un gran significado cultural y natural, por lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha declarado muchas montañas Patrimonio Mundial y Reservas de la Biosfera (RB), y casi el 60% de todas estas RB contienen ecosistemas de montaña.

Es el caso de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán, recientemente nombrada por la Unesco “Bien Mixto del Patrimonio Mundial Valle de Tehuacán-Cuicatlán: hábitat originario de Mesoamérica”, localizado en los estados de Oaxaca y Puebla.

La RBTC ofrece una panorámica espectacular en sus cadenas montañosas pobladas de centenarios cactos columnares y opuntias, además de otras especies de cactus, de arbóreas, arbustivas y herbáceas, así como aves canoras y de presa, mamíferos, anfibios y reptiles que se desarrollan también merced a los ríos que discurren desde las entrañas de estos ecosistemas semiáridos de altura que además son casa de culturas ancestrales como la chocho, mixteca y cuicateca que hace miles de años iniciaron la domesticación del maíz y son guardianas de la biodiversidad y la medicina ancestral.

Por todo lo anterior y mucho más, a propuesta de la República de Kirguisa la Asamblea General de la ONU aprobó celebrar el “Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas, 2022” (resolución A/76/L.28) e invita a los Estados Miembros, organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y partes interesadas, sociedad civil, sector privado y mundo académico, a observar esta celebración para aumentar la conciencia sobre la importancia del desarrollo sostenible de las montañas y la conservación y el uso sostenible de estos ecosistemas.

Este año se cumple también el vigésimo aniversario del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas 2002, así como el vigésimo aniversario de la Alianza para las Montañas.

Pero tan o más importante en este 2022 es el lema que impulsa la ONU: «Las mujeres mueven montañas«, que abre la oportunidad de promover la igualdad de género y contribuir así a mejorar la justicia social, los medios de vida y la resiliencia, pues como bien reconoce la FAO, ellas desempeñan un papel fundamental para la protección del medio ambiente y el desarrollo social y económico en las zonas montañosas.

Suelen ser, sostiene la FAO, las principales administradoras de los recursos de las montañas, guardianas de la biodiversidad, custodias de la cultura local y expertas en medicina tradicional.

Explica el organismo que como consecuencia de la variabilidad climática en constante aumento, la falta de inversión en la agricultura de montaña y el desarrollo rural, las mujeres que habitan estos ecosistemas han asumido nuevas funciones, pero frecuentemente sin poder de decisión y con acceso desigual a los recursos, mientras los hombres han emigrado hacia otros lugares en busca de medios de vida alternativos.

Mujeres y niñas de las montañas, en particular en las zonas rurales, tienen el potencial de ser importantes impulsoras del cambio ya como agricultoras, vendedoras del mercado, empresarias, artesanas, emprendedoras y líderes comunitarias, cuando tienen acceso a los recursos, servicios y oportunidades, y se convierten en una herramienta clave contra el hambre, la desnutrición y la pobreza rural en las economías locales.

En México es primordial observar estas potencialidades e impulsarlas, tanto de las mujeres y las niñas como de toda la población de montaña.

Consideremos estudios como el realizado por Pere Sunyer Martín, de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, y Neptalí Monterroso Salvatierra, de la Universidad Autónoma del Estado de México, quienes en Los espacios de montaña de México: del control comunitario al (des) control neoliberal (Scripta Nova, revista electrónica de Geografía y Ciencias Sociales, 2014) calculan que habitan las montañas entre 12 y 30 millones de personas pertenecientes en su mayoría a las más de 60 etnias del país, muchas de ellas en situaciones de pobreza y pobreza extrema.

Señalan que en estos extraordinarios relieves de alturas promedio por encima de los 3,000 metros se asientan poblaciones organizadas en comunidades, una de las formas de tenencia social de la tierra es, además, una forma de organización social, económica y política que pervive y que controla una parte importante de los bosques de México, y que según varios autores, un 80% de la proporción de las masas forestales está bajo algún tipo de propiedad social, comunidades o ejidos.

Entre esta población sobresale la presencia y el trabajo de las mujeres y las niñas en condiciones de desigualdad.

FUENTE: gob.mx