Publicado el

 Corre la voz… 28 de abril,  Día Mundial de los Anfibios

¿Sabes la importancia de los anfibios en el ecosistema?

28 de abril,  Día Mundial de los Anfibios

¿Sabes la importancia de los anfibios en el ecosistema?

Antes, recordemos, ¿qué son los anfibios? Su nombre proviene del griego, «amphibios», formada por el prefijo anfi- significa dos o doble y el sufijo -bio significa vida: “doble vida”. Son animales vertebrados que pasan por una transformación en su desarrollo, pues su existencia empieza en forma de larva y se desarrollan en agua. Respiran a través de sus branquias y a medida que van creciendo se transforman ya sea en ranas, ajolotes o sapos, además logran desarrollar pulmones lo que les permite salir del agua y moverse por la tierra, sin dejar totalmente su medio acuático. Estas especies suelen dividirse en tres grupos, que son los Anuros, incluyen ranas y sapos; Caudados, salamandras y tritones; y las Cecilias, parecidas a las lombrices. 

Lamentablemente, los anfibios atraviesan por un panorama poco favorable. Hace dos años, en el 2019, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentó el informe del especialista en herpetofauna, el doctor Andrés García Aguayo, sobre la condición actual de los anfibios. En ella se indica que 53 % de las 390 especies de anfibios en México están en peligro de extinción y que a nivel mundial existen alrededor de 8,100 especies y más del 50 % de esta cifra se encuentran en riesgo de desaparecer. 

Los anfibios, al ser una especie altamente sensible suelen morir por afectaciones en su entorno: la contaminación, la mala calidad del agua, la falta de áreas húmedas, la atemporalidad de las lluvias, el uso de pesticidas, la destrucción de su hábitat y la introducción de especies exóticas que propagan enfermedades como la quitridiomicosis, causada por un hongo acuático, que merma su población en todo el mundo.

Si los anfibios continúan desapareciendo, México perdería muchas especies endémicas, es decir, no existen en otra parte del mundo. Lo grave de esto es que somos el quinto país en el mundo con mayor diversidad de anfibios y el segundo con más número de especies de caudados. Además, los afectados no sólo serían estas especies, sino también la humanidad, porque ellos ayudan a controlar plagas de insectos que nos ocasionan enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla, el chikungunya o el paludismo. 

Ante este panorama, sería favorable que entendamos que la existencia de los anfibios en el ambiente garantiza nuestra propia supervivencia. La pérdida de la biodiversidad es consecuencia de varios factores y, entre ellos, el más catastrófico, la intervención humana. Debemos ser conscientes de que nosotros contribuimos a esta pérdida con nuestras acciones, matarlos intencionalmente por ignorancia, liberar especies exóticas cuando no sabemos lo que desencadenará en las que ya habitan en ese ambiente, capturarlos o comprarlos para tenerlos como mascotas son algunas de esas contribuciones. Por ello, es crucial que existan y se implementen políticas ambientales contra aquellos que atentan contra la biodiversidad y los ambientalistas que luchan por preservar el ambiente. 

La naturaleza tiene tanta sabiduría que de ella obtenemos todo lo necesario, pero conforme la acabamos estamos condenando, paulatinamente a la humanidad. 

Este 28 de abril informémonos sobre este tema para poder realizar acciones en nuestro entorno. 

Santiago F.

Fuentes:

Ruiz Saucedo, Luis A. (2022). Lo que perdemos si perdemos a las ranas: el valor de los anfibios. México: Este país. Recuperado de https://estepais.com/ambiente/lo-que-perdemos-si-perdemos-a-las-ranas-el-valor-de-los-anfibios/#:~:text=Con%20la%20destrucci%C3%B3n%20del%20h%C3%A1bitat,el%20fr%C3%A1gil%20equilibrio%20del%20ambiente.&text=Perder%20sus%20hogares%20no%20es%20la%20%C3%BAnica%20preocupaci%C3%B3n%20de%20los%20anfibios.

Recuperado de

Recuperado de

https://www.mural.com.mx/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?__rval=1&urlredirect=https://www.mural.com.mx/peligran-53-de-anfibios-en-mexico/ar1841993?referer=–7d616165662f3a3a6262623b727a7a7279703b767a783a–

Publicado el

PRESERVAR EL AMBIENTE EVITA QUE ENFERMEDADES EMERGENTES RECAIGAN EN EL SER HUMANO

En México hay 912 especies amenazadas y 535 en peligro de desaparecer: CONABIO
• Con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre, José Juan Flores Martínez asegura que en esta tarea deben participar gobierno, academia y sociedad

Cifras de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza revelan que más de ocho mil 400 variedades de fauna y flora silvestres se encuentran en peligro crítico de extinción, mientras que cerca de 30 mil más se consideran vulnerables o en riesgo de desaparecer.

De acuerdo con el organismo, aproximadamente cinco mil 200 correspondientes a animales se encuentran en situación de ser erradicadas: 11 por ciento de las aves, 20 por ciento de los reptiles, 34 por ciento de los peces y 25 por ciento de los anfibios y mamíferos.

Información de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) precisa que en México hay 912 especies amenazadas y 535 en peligro de extinción; asimismo, 48 tienen la categoría de “probablemente extinta en el medio silvestre”, y mil 183 están sujetas a protección especial.

El tráfico de especies, cambio en el uso de suelo por deforestación, introducción de las llamadas exóticas invasoras y el cambio climático, todos ellos factores antropogénicos, son algunas de las causas que lo ocasionan, informa el investigador del Instituto de Biología (IB) de la UNAM, José Juan Flores Martínez.

A esa situación se suma el problema de la pandemia; el coronavirus SARS-CoV-2 llegó a los humanos a partir de un animal, pangolín o murciélago, porque las personas lo extrajeron de sus ambientes naturales. Ese es el origen de las enfermedades emergentes, enfatiza el experto.

Cabe recordar que el 20 de diciembre de 2013 la Asamblea General de la ONU proclamó el 3 de marzo como el Día Mundial de la Vida Silvestre con el objetivo de concienciar acerca del valor de la fauna y la flora salvajes. La fecha indica el aniversario de la aprobación, en 1973, de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), la cual tiene destacado papel en su protección frente al comercio internacional.

Amenaza para la humanidad

Investigadores de la Universidad de Ulm, Alemania, propusieron que en los hábitats saludables los organismos patógenos se “diluyen”; en contraste, un virus crece en los perturbados. La teoría podría tener importantes implicaciones en la comprensión de cómo en ecosistemas dañados se puede extender una amplia variedad de padecimientos y luego saltar de animales a personas.

Al respecto, Flores Martínez señala: debemos dejar los ambientes naturales tal cual están, a fin de evitar afectaciones para los seres humanos. Conservarlos impide que enfermedades emergentes, como la COVID-19, recaigan en nosotros.

México es una de las naciones con más endemismo a nivel mundial, comparable con Australia o Brasil, es decir, flora y fauna que habitan únicamente en nuestro territorio, refiere el universitario. Por ejemplo: nueve mil 200 especies de magnolias y margaritas; dos mil 564 de escarabajos o mil 759 de arañas. De los anfibios y reptiles, 45 por ciento sólo vive aquí, es decir, es endémico; lo mismo ocurre con 11 por ciento de las aves, que habitan únicamente dentro de nuestras fronteras.

Un país megadiverso, resalta el especialista, con amplio tipo ecosistémico, tiene gran responsabilidad en la conservación de especies y está en la “mira” internacional por la vaquita marina y otras emblemáticas como la mariposa monarca o el jaguar.

La academia, a través de instituciones como el IB y demás instancias, “hemos estado atentos a esa parte y buscando recursos y colaboraciones internacionales con esa meta”, destaca.

Una dependencia fundamental –añade– es la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas que suma más de 183 zonas donde se preservan los ecosistemas, la flora y la fauna. También desarrolla los llamados programas de acción para la conservación y en colaboración con académicos se seleccionan las que están en mayor vulnerabilidad para rescatarlas.

Ese fue el caso del cóndor de California, en cooperación con Estados Unidos, programa que ha sido exitoso a partir de 1999; o el del lobo mexicano, que inició en 2007, y permite la liberación de ejemplares en su estado natural desde 2011.

Este año, el lema de la conmemoración por el Día Mundial de la Vida Silvestre es “Recuperar a las especies clave para la restauración de los ecosistemas”, porque tienen relación con otras, por ejemplo, los murciélagos son polinizadores de plantas y controladores de insectos, sin ellos se formarían plagas. También se les conoce como especies “sombrilla”; si se resguarda al jaguar, otros organismos también gozarán de una zona bien conservada.

José Juan Flores estima que se deben impulsar más programas de preservación a nivel nacional, estatal y comunitario. La divulgación científica es importante en ese sentido, no sólo el 3 de marzo, sino todos los días, a largo plazo y en los diversos sectores.

Para el especialista, estamos a tiempo de rescatar el oso negro, ajolote, la tortuga caguama, la guacamaya o el zacatuche, mediante acuerdos nacionales e internacionales al participar en reuniones de CITES, como lo hacen los académicos mexicanos, a través del impulso a la legislación y al apoyar a las instituciones de investigación.

Poner precio a la vida de un animal o al deterioro de la flora sería ilógico; sin embargo, es necesario mejorar e implementar políticas públicas que protejan a la flora y fauna de nuestro país. O en su momento aplicar sanciones económicas para la gente que daña a la naturaleza, quienes cazan, talan o trafican especies. “Esa parte debe ser más rigurosa, las multas deben ser más severas”, manifiesta.

El científico recalca que la conservación, además de ser tarea de los académicos o de las autoridades, es de la sociedad. “No podemos deslindar a alguien que no sea biólogo o conservacionista, debemos sumarnos. “Debemos empujar programas de divulgación científica para que la gente sepa que al talar bosques o selvas, o consumir especies silvestres, hace mal”.

Los programas de educación ambiental a nivel local, comunitario, estatal y nacional, son importantes; hay poca difusión y se necesita más apoyo. Es relevante que sepamos que, al dañar el ambiente, nos ocasionamos un grave deterioro porque los ecosistemas proporcionan servicios ecosistémicos ambientales como la disponibilidad de agua y aire limpio, y la protección contra enfermedades emergentes, subraya.

Hay que sumar esfuerzos entre las partes: instituciones de gobierno, academia y sociedad. Es un compromiso que debemos atender en conjunto, alerta José Juan Flores.

El Día Mundial de la Vida Silvestre, establece la ONU, nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad.

Este día también nos recuerda la urgencia de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social, según el organismo internacional.

FUENTE: dgcs

Publicado el

México: la defensa ciudadana de los últimos humedales de San Cristóbal de las Casas

  • Los humedales de montaña La Kisst y María Eugenia son áreas naturales protegidas a nivel estatal y están catalogados como sitios Ramsar. Esto no ha sido suficiente para garantizar su conservación.
  • Desde hace casi una década, organizaciones ciudadanas denuncian la degradación de los humedales que proporcionan el 70 % del agua que se utiliza en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, al sur de México.
  • La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación donde señala que autoridades de todos los niveles no han garantizado la conservación de los humedales; pide hacer un programa de recuperación de estos ecosistemas e investigar a los responsables de los delitos ambientales.

*ACTUALIZACIÓN: El 1 de abril de 2022, la Semarnat publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo para establecer como Hábitat Crítico para la conservación de la vida silvestre los humedales de montaña La Kisst y María Eugenia; con lo cual se deberán establecer medidas especiales de manejo, mitigación de impactos y conservación para recuperar estos ecosistemas.

En algún tiempo, San Cristóbal de las Casas era un lugar habitado por humedales de montaña. En los últimos 50 años se han perdido casi todos. Dos de los que aún quedan están catalogados como sitios Ramsar y son áreas naturales protegidas en el estado de Chiapas. Estas declaratorias no ha sido un escudo que garantice su conservación.

Los humedales de montaña estén en riesgo de ser solo historia. Estos ecosistemas han sido eliminados y degradados por invasiones, asentamientos irregulares y, en especial, por la inacción de autoridades de todos los niveles.

El desprecio hacia estos ecosistemas ignora que de ellos depende el futuro de especies que están en riesgo, pero también el equilibrio hídrico de un lugar como San Cristóbal de las Casas: los humedales La Kisst y María Eugenia, reconoce el mismo gobierno estatal, permiten la recarga y filtración de agua hacia los manantiales que abastecen al 70 % de la población de la ciudad chiapaneca.

Los humedales de montaña son discretos. Se trata de cuerpos de agua que tienen, a lo mucho, entre 3 y 5 metros de profundidad y se encuentran a 2 mil metros sobre el nivel del mar. Son ecosistemas que regulan las condiciones climáticas y controlan las inundaciones.

Además, estos humedales son el único lugar en el mundo en donde, hasta ahora, se ha documentado la presencia del popoyote o pez escamudo de San Cristóbal (Profundulus hildebrandi); son hábitat de especies que están en alguna categoría de riesgo, como el tecolote barbudo (Otus barbarus) o la culebra acuática (Thamnophis proximus). También son refugio de aves migratorias como la cerceta ala azul (Anas discors) y la garza grande (Ardea alba).

Humedales chiapas
Los humedales son hábitat de especies en riesgo y refugio de aves migratorias. Foto: Cortesía Cántaro Azul.

Desde hace poco más de una década, habitantes de San Cristóbal de las Casas comenzaron una odisea para evitar que estos cuerpos de agua desaparezcan. Ciudadanos y organizaciones no gubernamentales impulsaron las declaratorias para que se consideraran áreas naturales protegidas en 2008. Su defensa tomó nuevos aires cuando, a partir de 2015, denunciaron las invasiones, los rellenos ilegales, los cambios de uso de suelo y la urbanización que borra a estos ecosistemas.

Sus denuncias han llegado hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), organismo que a finales de enero pasado emitió una recomendación dirigida a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a la Fiscalía General del Estado de Chiapas, al gobierno estatal de Chiapas y al municipio de San Cristóbal de las Casas.

“Lejos de emprenderse medidas en los tres ámbitos de gobierno para proteger, preservar y remediar tales ecosistemas complejos, se ha acelerado el proceso de abandono… Tales ecosistemas enfrentan un proceso de deterioro cada vez más acelerado, repercutiendo en la capacidad de carga de los mantos freáticos del valle de San Cristóbal”, se lee en el documento de la CNDH.

Entre las recomendaciones que hace la comisión nación están el tener un plan interinstitucional para la preservación de los humedales. Además, se anuncia que se presentarán quejas ante los órganos internos de control de las dependencias contra los funcionarios responsables de irregularidades administrativas o presuntos delitos ambientales.

Humedales chiapas
Una de las áreas de los humedales María Eugenia: Foto: Archivo Semahn

Lee más | Comunidades forestales defienden una de las murallas verdes que aún sobreviven en el Valle de México

Declaratorias mal hechas

En 2008 se declararon a los humedales de montaña La Kisst (110 hectáreas) y María Eugenia (115 hectáreas) como áreas naturales protegidas sujetas a conservación ecológica en el estado de Chiapas. También fue en ese año cuando los dos lugares se inscribieron en la lista de humedales de importancia internacional, conocida como sitios Ramsar.

Habitantes de San Cristóbal impulsaron que los dos humedales fueron declarados como áreas naturales protegidas, recuerda Alma Rosa Rojas, integrante del Consejo Ciudadano por el Agua y el Territorio en el Valle de Jovel. Sin embargo, las declaratorias estatales tuvieron muchas fallas: no se realizaron procesos de consulta ciudadana, tampoco se cambió el plan de ordenamiento ecológico territorial y, sobre todo, no se expropiaron los terrenos que hay dentro del polígono que se marcó como parte de las zonas protegidas.

Al no tener una expropiación, los propietarios —entre ellos políticos locales— se ampararon contra la declaratoria. Los jueces les dieron la razón y se abrió la puerta para que se vendieran los terrenos y algunas zonas de los humedales comenzaran a rellenarse. Se aceleró la invasión del área y su urbanización.

La defensa de los humedales comenzó a tomar mayor fuerza en 2015. Ese año, los vecinos del humedal María Eugenia se organizaron para evitar que una constructora levantara un fraccionamiento en terrenos que se encuentran dentro del área natural protegida.

Humedales Chiapas
Integrantes del consejo de defensa de los humedales. Foto: Cortesía León Ávila

Desde entonces, quienes forman parte de organizaciones como el Consejo Ciudadano por el Agua y el Territorio en el Valle de Jovel, la Coordinación de Comunidades del Sur (Cocosur), el Consejo General de la Zona Sur y los Humedales, el Consejo General de Barrios, Colonias y Fraccionamientos de la Zona Norte, entre otras, comenzaron a presentar denuncias y a documentar el daño que se ha realizado a estos ecosistemas.

Entre 2018 y 2021, por lo menos 20 de las 115 hectáreas que forman parte del humedal María Eugenia se han destruido, señala León Ávila, especialista en agroecología, con postdoctorado en estudios ambientales por la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, y miembro del Consejo General de la Zona Sur y los Humedales.

En un diagnóstico realizado en octubre de 2020, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) documentó que en el sitio Ramsar de María Eugenia se construyeron viviendas sin ningún tipo de permiso y se modificó la vegetación natural del humedal. En el caso de los humedales La Kisst se reportó que dentro del área natural protegida, incluso, se construyeron oficinas gubernamentales.

Humedales
Una de las zonas que han sido invadidas. Foto: Cortesía León Ávila.

Lee más | México: nada detiene el proyecto del Tren Maya, ni siquiera las demandas judiciales

Delitos ambientales, impunes

Entre 2015 y octubre de 2020, la Pofepa recibió, por lo menos, 27 denuncias populares por el relleno ilegal de los humedales, de acuerdo con los datos que se incluyen en la recomendación de la CNDH. Además, hay 15 denuncias presentadas en la Fiscalía General de la República y una en la Fiscalía General del Estado de Chiapas en contra del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de San Cristóbal de las Casas y el municipio por delitos contra la biodiversidad, descarga de aguas residuales, explotación y aprovechamiento de aguas de propiedad nacional.

En ninguna de las denuncias hay avances, asegura Ávila y recuerda un caso reciente: cuando se presentó a la fiscalía estatal para dar seguimiento a una denuncia, ahí le informaron que la carpeta de investigación estaba vacía; ya no se encontraban los documentos y las pruebas que se habían aportado.

Además de los procesos de deforestación y relleno de humedales, los ciudadanos han señalado que hay grupos que venden el agua que se genera en estos ecosistemas. “Por un lado destruyen y, por otro, hacen negocio con el agua”, dice Ávila.

El aprovechamiento ilegal de agua de los humedales, incluso, lo reconocen las mismas autoridades estatales. “Hay organizaciones que se dedican a sacar agua en forma irregular y distribuirla en pipas en San Cristóbal de las Casas”, señala el biólogo Pedro Sánchez, director de Áreas Naturales y Vida Silvestre de la Secretaría de Media Ambiente e Historia Natural de Chiapas (Semahn).

Humedales Chiapas
Los humedales han sido rellenados, pese a que esa acción es un delito ambiental. Foto: Profepa

Lee más | México: ¿áreas marinas protegidas sólo en el papel?

Una recomendación que llega años después

A finales de enero pasado, cinco años después de que los ciudadanos presentaron su primera queja ante la CNDH, este organismo publicó la recomendación 18/2022.

En el documento, la CNDH señala que “en los humedales se han realizado prácticamente todas las actividades prohibidas que refieren las declaratorias, no solo por particulares sino incluso por dependencias estatales y municipales. Se han realizado cambios de uso de suelo, vertido contaminantes, construido, rellenado los humedales y modificado el patrón de escurrimiento”.

Incluso, se menciona que en 2007 y 2015 el propio cabildo municipal autorizó modificaciones en los usos de suelo, para facilitar la urbanización del área que ocupan los humedales.

En la recomendación dirigida a las autoridades federales, estatales y municipales, la CNDH solicita que se realicen acciones para proteger a los humedales de montaña de San Cristóbal de las Casas; entre ellas que se actualice la zonificación de las áreas naturales protegidas. A la Fiscalía General del Estado de Chiapas le pide contar con un protocolo para la investigación de delitos ambientales.

En el documento, se menciona que la CNDH presentará quejas ante los órganos internos de control de la Semarnat, del municipio de San Cristóbal de las Casas y de la Fiscalía General de Justicia de Chiapas, contra los funcionarios responsables de las irregularidades administrativas o presuntos delitos.

Humedales en Chiapas
Los humedales tienen entre 3 y 5 metros de profundidad. Foto: Cortesía Cántaro Azul.

La recomendación de la CNDH se suma a la que, en mayo de 2021, presentó la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chiapas.

En ese entonces, la comisión estatal urgió a que se elaborara el programa de manejo de las áreas naturales, que se realizaran acciones de recuperación de los ecosistemas y que se iniciaran procedimientos administrativos contra los funcionarios que incumplieron con su obligación de vigilar el adecuado manejo de los humedales.

Sin embargo, en ese entonces, la secretaría estatal de medio ambiente y el ayuntamiento de San Cristóbal de las Casas rechazaron la recomendación. Las invasiones siguieron y la inacción gubernamental, también.

En diciembre de 2018, cambió el gobierno estatal en Chiapas. Con la nueva administración, la secretaría estatal de medio ambiente aceptó la recomendación.

“Desde 2020, se conformó un grupo interinstitucional. Se está haciendo un diagnóstico actualizado de las afectaciones a los humedales. Hemos comenzado a dialogar con los grupos de invasores”, asegura el biólogo Pedro Sánchez Montero, director de Áreas Naturales y Vida Silvestre de la Semahn.

Humedales Chiapas
Una de las zonas de humedales invadidas. Foto: León Ávila.

Lee más | México: el paisaje desértico que las comunidades de la Mixteca Alta transforman en bosque

Sánchez Montero asegura que se trabaja el tema de las denuncias, pero también reconoce que no se ha tenido avances con la fiscalía estatal.

En octubre de 2021, tomó protesta Mariano Díaz Ochoa como alcalde de San Cristóbal de las Casas. Él es hermano del dueño de la constructora que en 2015 intentó construir un fraccionamiento en la zona del humedal María Eugenia. Esta es la tercera ocasión en que ocupa ese cargo.

Y aunque Díaz Ochoa firmó la declaratoria de defensa de los humedales y se comprometió a garantizar su protección, los ciudadanos ya no confían en las palabras. Ellos esperan que se tomen acciones, se proteja realmente a las áreas naturales protegidas y, sobre todo, se sancione a funcionarios y particulares que tienen responsabilidad en la degradación de los humedales.

“Vamos a seguir haciendo presión para que se cumplan las recomendaciones”, dice Alma Rosa Rojas, del Consejo Ciudadano por el Agua y el Territorio en el Valle de Jovel.

Humedales Chiapas
Desde hace ya varios años, diversas organizaciones ciudadanas de San Cristóbal de las Casas se han unido para defender a los humedales. Foto: Cortesía León Ávila.

Lee más | Sembrar manglares en el desierto: la Nación Comcaac protege del cambio climático a la isla más grande de México

Invasión y deforestación en áreas naturales

La historia de los humedales de montaña La Kisst y María Eugenia refleja lo que se vive en las otras áreas naturales protegidas en San Cristóbal de las Casas.

En 2007, por ejemplo, se declararon 102 hectáreas de Huitepec Alcanfores como área natural protegida sujeta a conservación ecológica. La protección sólo quedó en el papel; el lugar aún no cuenta con plan de manejo y en la zona continúa la deforestación.

Organizaciones ciudadanas han solicitado a las autoridades de todos los niveles investigar si se han autorizado cambios de uso de suelo en la zona, ya que hay venta de terrenos dentro de esa área natural protegida.

Sánchez Montero, director de Áreas Naturales y Vida Silvestre de la Semahn, menciona que las invasiones y deforestación que hay en esa área están provocando que se pierda el caudal hídrico de la zona. Y, asegura que este año ya se tendrán “los instrumentos jurídicos necesarios para tener un manejo adecuado del lugar”.

Las reservas Quenvó Cuxtitali (2.7 hectáreas) y Gertrude Duby (102.3 hectáreas), áreas naturales protegidas ubicadas al oriente de San Cristóbal de las Casas, también viven un proceso de pérdida de cobertura forestal.

Como sucede en varias regiones de Chiapas, en estas áreas naturales protegidas se ha dado la invasión y urbanización de terrenos. Muchas de ellas alentadas por actores políticos. “Hay gente que ha lucrado con la necesidad de vivienda”, señala Martín López, integrante de la directiva de la colonia Maya.

Chiapas Áreas Naturales
Defensa ciudadana de la Reserva Quenvó Cuxtitali.

Lee más | La Fabriquita: lecciones de una comunidad en Guerrero para proteger el agua y salvar el bosque en México

Estas invasiones comenzaron en 1994, pero se intensificaron a partir de 2012, cuando empieza la historia de Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), como gobernador de Chiapas. En 2018 cambió el gobierno en el estado, llegó Rutilio Escandón, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pero las invasiones y asentamientos irregulares en las áreas naturales protegidas no se han detenido.

Sánchez Montero, director de Áreas Naturales y Vida Silvestre, menciona que durante los últimos 50 años se han perdido poco más de 50 % de los bosques del estado.

La Reserva Gertrude Duby “se borró del mapa. Ya está urbanizada”, señala Ávila.

La situación de esa reserva —señala Sánchez Montero— “es muy preocupante, porque ya existe una población arraigada en el sitio y varias de esas personas se están desplazando hacia la reserva de Quenvó, donde se encuentra el manantial que surte de agua a la región norte de San Cristóbal de las Casas”.

Desde hace años, habitantes del barrio Cuxtitali, custodios del manantial que se localiza en la Reserva Quenvó, han denunciado la eminente invasión a esta área natural protegida. Hasta ahora, no han sido escuchados.

Las tensiones entre los grupos de invasores y quienes defienden la reserva y el manantial se han incrementado en los últimos meses. A tal grado que a principios de 2022, habitantes del barrio Cuxtitali fueron secuestrados por varias horas.

Quienes se han organizado para defender las áreas naturales de San Cristóbal de las Casas demandan que se tenga un ordenamiento de la ciudad, “para que ya no crezca de manera irregular y tramposa; que ya no crezca sobre los humedales, las reservas o las riveras de los ríos”, señala Martín López, de la colonia Maya. También piden que se respete la protección a las reservas y se conserven los humedales “porque son nuestras reservas de agua”.

Humedales Chiapas
Área que forma parte de los humedales de montaña de San Cristóbal de las Casas. Foto: Archivo Semahn.

Agua que ya falta

San Cristóbal de las Casas es un lugar singular, entre otras cosas, por su clima. Pero, eso también ya comenzó a cambiar.

León Ávila recuerda que la lluvia en la ciudad era continua; pocas veces llegaba en forma de tormenta. Ahora, lo común son las lluvias torrenciales. “En una sola hora cae lo que antes se recibía en ocho. Eso colapsa el sistema de drenaje y la ciudad se inunda. Y ahora los ingenieros civiles quieren hacer más obras para sacar el agua de la ciudad. Nosotros decimos que lo que se necesita hacer es salvar a los humedales”.

En la región de San Cristóbal de las Casas, las condiciones climáticas extremas se han hecho más comunes: llueve mucho o no llueve. En 2019, por ejemplo, se vivió una temporada de estiaje importante. Por primera vez se secaron los arroyos y lagos al interior del humedal María Eugenia.

En este 2022, la lluvia no ha sido como en otros años. “No ha llovido como antes. Entras a los humedales y no ves la misma agua que antes”, dice Ávila.

Humedales Chiapas
Cartel para la rodada que se organizó durante el Día Mundial de los Humedales el pasado 2 de febrero.

Y mientras la falta de agua ya se resiente en varias colonias de San Cristóbal de las Casas, una compañía refresquera cuenta con dos concesiones para extraer cerca de medio millón de metros cúbicos de agua en el municipio.

Alma Rosa Rojas, del Consejo Ciudadano por el Agua y el Territorio en el Valle de Jovel, señala la urgencia de que los humedales de montaña de San Cristóbal de las Casas sean declarados como sitios de interés público y, por lo tanto, se expropien los terrenos en donde aún sobreviven estos cuerpos de agua. “Si no se expropian no se va a detener la destrucción”.

Por el momento, el gobierno estatal no tiene contemplado realizar esas expropiaciones, asegura Pedro Sánchez, director de Áreas Naturales y Vida Silvestre del gobierno del estado.

Los ciudadanos que defienden a los humedales ya tocaron las puertas de la convención Ramsar, para solicitar que se realice una misión de asesoría técnica a México. Para ellos la prioridad es salva a estos ecosistemas, porque saben que de ellos también depende el futuro de varias especies y de la ciudad de San Cristóbal de las Casas.

“Esta es una lucha por la vida”, dice León Ávila. “No somos diez, somos miles de personas que estamos luchando por el agua en el Valle de Jovel”.

* Imagen principal: Una de las áreas de los humedales de La Kisst. Imagen de 2007. Foto: Archivo Semahn.

FUENTE: mongabay

Publicado el

Lago de Texcoco: 4 especies endémicas por preservar

En México hay 186 Áreas Naturales Protegidas donde habitan especies endémicas que en ocasiones están en peligro de extinción.

– 22/03/2022 16:05

Una vez declarado como Área Natural Protegida, en el Lago de Texcoco se podrán preservar a cuatro especies endémicas de este territorio, pero, ¿sabes cuáles son?, en La Razón te lo decimos.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), algunas de las especies que se encuentren en peligro son:

  1. Rana Ladradora o Pigmea:
    Es endémica de México y habita en Nayarit, Jalisco, Michoacán y Estado de México.
  2. Lagarto Alicante de las Montañas:
    Se encuentra sujeta a protección especial.
  3. Mexclapique de la Cuenca de México:
    Especie nativa y endémica de México; se considera en peligro de extinción.
  4. Mirlo Dorso Canela:
    Especie endémica de México que habita en bosques caducifolios, ecotonos y campos de cultivo.
Rana Ladradora o Pigmea, Lagarto Alicante de las Montañas, Mexclapique de la Cuenca de México y Mirlo Dorso Canela
Rana Ladradora o Pigmea, Lagarto Alicante de las Montañas, Mexclapique de la Cuenca de México y Mirlo Dorso CanelaFoto: Especial

¿Qué es una Área Natural Protegida?

Las Áreas Naturales Protegidas son espacios o ecosistemas limitados a las actividades humanas, con el objetivo de preservar sus recursos, flora y fauna.

En México hay 186 entre Reservas de la Biósfera, Parques Nacionales, Monumentos Naturales, Áreas de Protección de Recursos Naturales, Áreas de Protección de Flora y Fauna, y Santuarios.

FUENTE: razon

Publicado el

Sanar y preservar un bosque: ¿Cómo las comunidades indígenas lograron hacerlo en México?

En Sierra Juárez, Oaxaca, los pueblos Zapotecos-Chinantecos poseen una conexión espiritual con la naturaleza. Para las comunidades guardianas de este terreno, el bosque es mucho más que un recurso.

(CNN) — En la Sierra Juárez, en Oaxaca, las comunidades indígenas lucharon décadas atrás por recuperar el control de los bosques, que en ese entonces estaba en manos de empresas. Lo lograron y entonces dieron un paso más. Pusieron en marcha un proyecto para sanar y preservar el bosque, y también para aprovechar la madera que les da, pero poniendo siempre en primer lugar uno de los principios que las define: el respeto por la naturaleza.

Uzachi, la Unión de Comunidades Productoras Forestales Zapotecos-Chinantecos, es el nombre de la organización que formaron hace poco más de 30 años cuatro comunidades indígenas en la Sierra Juárez de Ixtlán, del estado mexicano de Oaxaca.

“Surgió como consecuencia de la lucha de las comunidades serranas por la recuperación del dominio de sus bosques”, cuenta a CNN en Español Néstor Baltazar Hernández Bautista, presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Capulalpam de Méndez.

Por la década de 1980, los terrenos los tenía en concesión una empresa paraestatal y, “después de la lucha tremenda para derogar las concesiones“, explica, “las comunidades se vieron en la necesidad de formar sus propios cuadros técnicos” para gestionar el territorio sin depender de profesionales externos una vez que recuperaron su control.

Y así nació Uzachi, formada por técnicos, ingenieros, biólogos y personal de apoyo perteneciente a las comunidades. Y esto, según Hernández Bautista, supone una diferencia: “Ponen su máximo esfuerzo, porque además de ser totalmente responsables como profesionales, también lo son como comuneros. Le tienen amor al bosque, le tienen amor a su tierra y por lo tanto eso ha repercutido bastante en un buen manejo forestal”.

Antes de que las comunidades recuperaran el control del bosque, según Arcadio Martínez Herrera, presidente del Consejo de Vigilancia en la Comunidad La Trinidad, las empresas paraestatales llevaban a los terrenos sus propios servicios técnicos y disponían del lugar. Su visión sobre esa etapa es profundamente negativa. “Las empresas paraestatales se dedicaban nomás (sic) a tumbar árboles, a tumbar árboles y no reforestaban, no hacían los acondicionamientos en el bosque para que el bosque se mantuviera bien”, dice. “Se dedicaban a tumbar, a tumbar y se llevaban lo mejor”, insiste.

Las comunidades propusieron un modelo diferente.

Aprovechar el bosque, pero asegurar su regeneración responsable

“Nosotros trabajamos con la naturaleza. No la degradamos ni buscamos el beneficio económico a costa de lo que sea”, dice Hernández Bautista. Su plan de manejo forestal, asegura, parte de una “cosmovisión diferente” que se basa en el respeto por la naturaleza.

Según explica Abel Martínez, técnico forestal, ellos extraen del bosque los árboles más afectados, los más maduros, y a su vez tienen en marcha planes de reforestación. El compromiso de las comunidades, dice, es regenerar el bosque de manera responsable.

Lee también: Estados Unidos: Pueblos indígenas están más expuestos al cambio climático, según estudio

“Los bosques son son como un inmenso jardín. Si un jardín no se poda, no se reponen las plantas y no se mueve la tierra, ese jardín va a quedar totalmente estéril, desierto. Así es el bosque. Al bosque hay que aprovechar lo que ya está en su punto. Reponer la planta, procurar que sea un bosque joven y vigoroso para que ya no lo ataquen las plagas“, explica Hernández Bautista.

Su trabajo consiste en “sanar el bosque, trabajar el bosque, cultivarlo, aprovechar la madera, volver a plantar y cuidar la plantación”, agrega.

La extensión que ocupan las cuatro comunidades es de 25.000 a 30.000 hectáreas aproximadamente, según Martínez Herrera. Entre las cuatro tienen en total unos 8.000 habitantes, y un gran porcentaje de ellos se dedica a la actividad forestal.

Su propuesta también es singular desde el punto de vista de la organización: el gobierno emana de una asamblea y se trabaja con base en consensos.

En este espacio también juegan un rol las mujeresNelva Gómez López, comunera de Santiago Comaltepec, explica que participan en las asambleas y que su actividad allí “ha fortalecido a la comunidad. “Lejos de discriminar a la mujer nos han integrado en todos los espacios. Yo creo que nos hemos nos estamos empoderando en estos espacios”, dice.

Beneficios económicos

Ya desde la década de los 80, las comunidades vieron que era necesario organizarse para poder gestionar toda la cadena productiva vinculada a la actividad forestal, cuenta Néstor Baltazar Hernández. “No era posible seguir únicamente derribando los árboles y vendiendo la materia prima al mejor postor, o muchas veces dándole un precio menor con tal de que la compraran. Tenía que buscarse su valor agregado”, recuerda. Y bajo esa premisa se trabaja en los aserraderos que tiene cada comunidad.

Los aserraderos permitieron, en primer lugar, que la madera no se vendiera en rollos sino en tablas, con un mayor valor agregado. En una segunda etapa se agregaron también carpinterías. “La visión siempre ha sido apropiarse de la cadena productiva forestal para que no se maltraten los productos y para que haya más fuentes de empleo para los comuneros”, dice Néstor Baltazar Hernández.

CNN en Español

Pero fueron más allá de los aserraderos. Hoy cuentan con una empresa de agregados pétreos que busca aprovechar los bancos de piedra y el mercado potencial de la región, una empresa de ecoturismo ecológico comunitario y una empresa de envasado de agua.

El desarrollo económico ha hecho que baje la inmigración, según dicen, y el desempleo dentro de la comunidad.

Las ganancias se vuelcan a la comunidad, explica Baltazar Hernández, en obras que pueden ir desde mejorar la infraestructura de una escuela o centro de salud a invertir en cultura. “Tenemos la certeza de que es un pueblo educado, un pueblo con cultura tiene que ser mejor cada día. Y hemos invertido bastante en el desarrollo cultural de los niños”, explica. Hoy, por ejemplo, cuentan con tres bandas musicales.

Sin el bosque, “parte de la lengua se hubiera perdido”

Para las comunidades guardianas de este terreno, el bosque es mucho, muchísimo más que un recurso. Así lo explica Nelva Gómez López: “Yo pertenezco a la cultura chinanteca. (…) Nos regimos por nuestros usos y costumbres. Aún se conserva la lengua, la cultura y sobre todo, lo que resalta mucho mi comunidad es la conservación de los bosques”.

Gómez López dice que los chinantecos tienen una “conexión espiritual con la naturaleza” y el bosque es una parte central: al comenzar cada año, de hecho, ellos hacen ofrendas de agradecimiento a la Madre Tierra y al bosque por el año que pasó y le piden por el que empieza.

Además, explica, no pueden separar su cultura y lengua del bosque, son aspectos de la comunidad que van “de la mano”. “Si nos hubieran quitado los bosques, obviamente parte de la lengua también ya se hubiera perdido”, reflexiona.

Así lo ejemplifica: ahora los niños no saben decir “venado” en lengua chinanteca, porque ya no lo ven en el territorio. Con los espacios que se pierden, también se pierde la lengua y las prácticas culturales.

Gómez López destaca, de cualquier manera, que afortunadamente aún los abuelos, los padres y los jóvenes hablan la lengua. La ruptura en la transmisión intergeneracional está en los niños y por eso es clave, según dice, que se recupere su uso familiar. “La lengua vive todavía en todos los espacios comunitarios, en las asambleas, en las fiestas y en diferentes espacios. Entonces aquí donde tenemos que ir fortaleciendo es en las familias donde ya existe una ruptura de transmisión”, explica.

Transmitir el conocimiento a las nuevas generaciones

Los integrantes de Uzachi apuestan por las nuevas generaciones.

“Ahorita todos los niños, los jóvenes de nuestras comunidades saben cómo se trasplanta un árbol, saben todo el proceso que lleva para que el recurso llegue a las comunidades“, cuenta Arcadio Martínez Herrera. A los más chicos se los involucra en las actividades, por ejemplo en la reforestación: se les enseña.

Las personas que hoy trabajan en el bosque también han formado parte de este mismo proceso de aprendizaje en algunos casos. “Cuando yo inicié mi juventud no tenía idea de lo que era el bosque”, recuerda Abel Martínez. Sin embargo, cada vez se fue involucrando más y hoy intenta compartir su experiencia no solo con quienes se encuentran cerca, sino más allá de la comunidad, el estado y hasta el país. El objetivo es ambicioso: “Aquí la visión es de que el mundo entero entienda que es conservar“.

Orgullo de pertenecer

La conservación del bosque, además de ser una responsabilidad, es un orgullo para las comunidades. “Es algo muy importante, es algo que llega en el corazón“, dice Nelva Gómez López cuando se le pregunta cómo se siente con el trabajo, y recalca el papel que juegan sus raíces: “Gracias a nuestra cultura o esos conocimientos que nos han heredado, podemos continuar con esta conservación”.

Arcadio Martínez Herrera también celebra lo que han logrado. “Me siento orgulloso de pertenecer a mi comunidad, a la organización de Uzachi (…), somos gente que aquí nacimos, aquí vivimos y hemos estado en todo este proceso. Entonces es un orgullo pertenecer“.

FUENTE: futuro360

Publicado el

18 Distintivos ESR, 18 años de responsabilidad social: Santander México

Gracias a su constancia y acciones desde la Banca Responsable, esta institución financiera ha obtenido el Distintivo ESR 2022 y más.

La iniciativa privada ha encontrado en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) una forma de hacer negocios que integren el respeto por las personas, promuevan los valores éticos, el bienestar de la comunidad y la protección del medio ambiente por medio de la gestión de la compañía.

Con el objetivo de reconocer las mejores prácticas en materia de RSE en México, el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) otorga anualmente el Distintivo ESR tras realizar un proceso autodiagnóstico integral de la empresa: “El Distintivo ESR es otorgado a aquellas empresas que superan el 75% del índice RSE”.

El CEMEFI desarrolla su índice tomando en cuenta los ámbitos básicos de la responsabilidad social: calidad de vida en la empresa, ética empresarial, vinculación con la comunidad, y cuidado y preservación del medio ambiente. Esto a su vez se basa en dar respuesta al cuestionario de autodiagnóstico a través de evidencia documental de las empresas de acuerdo con: 

  • Políticas, códigos y reglamentos.
  • Manuales y procedimientos.
  • Evidencias de acción certificadas.
  • Evidencias de acción no certificadas.
  • Reconocimientos de terceros.

El Distintivo agrega valor a la marca, ya que acredita a la compañía ante sus grupos de interés o stakeholders como una organización comprometida públicamente con la responsabilidad social. Una institución financiera en México ha logrado obtenerlo por 18 años, colocándose como un referente de RSE en nuestro país. ¡Te compartimos cómo lo ha hecho!

¿Cómo logró Santander México el Distintivo ESR 2022… y 17 más?

Santander México —institución cuyo objetivo es contribuir al progreso de las personas y de las empresas a través  del  progreso social continúo, la rentabilidad a nivel económico, el bienestar ambiental y una cultura ética— ha realizado un compromiso con las comunidades en donde mantiene operaciones, por ello se esfuerza en implementar acciones desde la Banca Responsable.

Estamos comprometidos a integrar en nuestra operación los criterios, políticas y procesos internos que garanticen el cuidado de los aspectos sociales y ambientales que nos demandan, tanto la sustentabilidad, como la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Santander México

En ese sentido, el CEMEFI ha reconocido su compromiso a través del Distintivo ESR 2022, el número 18 para esta institución financiera:

El CEMEFI es una institución de excelencia y pionera en temas de responsabilidad corporativa en México, y este Distintivo nos da el sello de confianza con nuestros grupos de interés de que hacemos las cosas bien, tomando como eje de acción que somos Banca Responsable.

Santander México. 

La entrega de Distintivo ESR 2022 se llevará a cabo en el XV Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables de manera virtual del 31 de mayo al 2 de junio del 2022. Este se otorga a las empresas que promueven las mejores prácticas en materia de responsabilidad social, y en el caso de Santander México, se tomaron en cuenta las acciones que ha realizado a favor de: 

  • Medio ambiente: Fue el único banco mexicano listado en elSustainability Yearbook 2021 de S&P Global.
  • Bienestar social: Al realizar diversas donaciones durante la contingencia de la pandemia de COVID-19.
  • Gobierno corporativo: Ha tenido impacto, por ejemplo, a través del Consejo de Diversidad e Inclusión, el cual se encuentra sustentado en cuatro pilares: Talento Generacional, Discapacidad, LGBT+ y Equidad de género.

CEMEFI evaluó las buenas prácticas que tenemos en materia de gobernanza y gestión ambiental. El promedio de todas esas iniciativas es lo que nos otorga el Distintivo.  

Santander México. 

En ese sentido, basta recordar algunas de ellas:

1.    Primer Foro Sustentable en México

En 2021, Santander México llevó a cabo el Primer Foro Sustentable en el país, el cual fue organizado por Santander Corporate & Investment Banking. En él se presentaron conferencias que abordaron la importancia de incluir y aprender sobre ESG (factores ambientales, sociales y de gobernanza), lo que ayuda a fortalecer las inversiones. 

Además, fue posible revisar y conversar sobre las grandes transformaciones que se sustentan en pequeños cambios. Este Foro permitió consolidar a Santander México como líder en la Banca Responsable a través de orientar sobre los factores ESG. Además, es uno de los elementos que lo constituyen como empresa alineada a la responsabilidad social. 

2.    Tarjetas LikeU: Apoyo a causas sociales

Santander México, reconocida más de una vez por ser Banca Responsable, se encargó de buscar las causas sociales específicas que más inquietan a sus clientes para apoyarlas a través de su producto financiero LikeU

Actualmente aportan 25 pesos a la causa social elegida por cada tarjeta colocada, además, realizaron un donativo inicial a las organizaciones, independiente de lo que generen las tarjetas, para impulsar proyectos con impacto positivo en la sociedad. El total de causas seleccionadas son seis y cada tarjetahabiente decide a qué causa irá el apoyo, dependiendo del color de su nueva tarjeta.

La tarjeta de crédito LikeU de Santander, es digital, es segura, pensada para todos pero que cada quien puede hacerla a su medida, con muchos beneficios para que compres lo que quieras y cuando quieras, además apoyas a causas por un México mejor y todo esto sin anualidad.

Santander México

3.    Tuiio: Impulsar la inclusión financiera

Santander México se ha encargado de ofrecer créditos dirigidos a emprendedores para fomentar el éxito de sus negocios. Este servicio se otorga a través de su brazo de inclusión financiera llamado Tuiiocon el que ofrece productos y servicios financieros a la población de bajos ingresos en México. Iniciativa por la que Santander México fue reconocido como “práctica destacada para poner fin a la pobreza de México” dentro del estudio realizado por Pacto Mundial en el 2021.

El compromiso de Santander México con la responsabilidad social es claro, no solo a través de sus acciones en pro de la sociedad mexicana y el medio ambiente, sino por su constancia en ella. Una muestra de ello es el Distintivo ESR 2022 y los otros 17 recibidos.

Si bien la cultura de Santander México está ligada a un compromiso coherente en responsabilidad social, es importante para nosotros que instituciones externas especialistas en materia de sustentabilidad puedan dar fe de que nuestras acciones en realidad son buenas prácticas que nos aportan un valor agregado como empresa, y como institución que incide en el desarrollo de las comunidades donde tenemos presencia.

Santander México. 

Beneficios del Distintivo ESR

En general, para la iniciativa privada el Distintivo ESR 2022 tiene muchos beneficios, entre ellos, la declaración de su responsabilidad social y la ratificación que se hace a través de este reconocimiento, ya que es un proceso voluntario.

Al ser reconocidos como una empresa socialmente responsable, Santander México y el resto de empresas que lo obtienen, comunican a sus grupos de interés, las acciones que realizan a favor de la sociedad y el ambiente.

Esto genera una reputación corporativa positiva que hará que tanto los clientes como los proveedores generen lazos de confianza y lealtad duraderos con el negocio. Además, una buena reputación comercial es ventajosa para la contratación, el desarrollo y la retención de empleados.

Ahora bien, en el sector financiero se toma a la responsabilidad social como un criterio para evaluar las inversiones. De hecho, existen rankings ESG que no solo posicionan prácticas o empresas con estos factores, sino en especial para saber cuán beneficiosas pueden ser este tipo de inversiones.

Santander México, al ser reconocida por 18 años con el Distintivo ESR, demuestra su responsabilidad social y su compromiso con México al ser Banca Responsable  a través de mejorar el entorno social y promover acciones a favor de la inclusión y el medio ambiente. 

Este reconocimiento es una prueba de la madurez de Santander México, de su constancia y determinación para construirse y consolidarse como Banca Responsable. ¡Enhorabuena Santander México por sus 18 Distintivos ESR y a seguir sumando responsabilidad social!

FUENTE: expoknews

Publicado el

Realiza Sedema alianzas para fomentar el consumo responsable y reducir residuos de productos plásticos de un solo uso

Con el objetivo de generar una política ambiental enfocada a la producción y el consumo responsable, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina, implementa estrategias que permitan la prevención y reducción de la contaminación generada por los residuos de los productos plásticos de un solo uso, mismas que se derivan del Plan de Acción Basura Cero, para una Economía Circular en la Ciudad de México.

Por ello, la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA) trabaja para crear alianzas con la iniciativa privada y ejecutar acciones orientadas a reducir la generación de productos plásticos de un solo uso y optar por productos que pueden ser reutilizados y de larga vida útil o, en su caso, aprovechados.

Alsea a través de 575 establecimientos de diferentes marcas como StarbucksDomino´s PizzaPF Chang´sThe Cheesecake FactoryChili´sVipsItalianni’sCorazón de Barro y Burger King, se han sumado a los esfuerzos de esta Secretaría para fomentar el consumo responsable en la ciudadanía.

Una de las estrategias implementadas es la campaña “Experiencias inolvidables, acciones sustentables”, que inició en el mes de abril y que consiste en la difusión de información respecto a la separación adecuada de residuos conforme a la norma ambiental NADF-024-AMBT-2013 y la prohibición de plásticos de un solo uso.

La transición hacia una ciudad libre de basura con una cultura ambiental más amplia ha permitido que los establecimientos comerciales y de servicios cumplan la regulación de plásticos de un solo uso.

A la fecha, personal de la DGEIRA ha visitado un total de 9 mil 708 establecimientos para difundir acciones de cambio que les permitan dar cumplimiento a lo dispuesto en la legislación aplicable en la materia, creando dinámicas que incentiven en la ciudadanía el uso de materiales reutilizables y compostables para la entrega de sus servicios o productos.

Mediante estas acciones, la Secretaría del Medio Ambiente capitalina refrenda su compromiso de propiciar una industria participativa y corresponsable que realice acciones en materia de residuos para incentivar una ciudadanía responsable que asuma su poder en la elección de productos sustentables y en un cambio en el hábito de su consumo.

FUENTE: sedema

Publicado el

México se compromete a proteger biodiversidad de los océanos

Marcelo Ebrard participa en la cumbre internacional sobre la protección y la preservación de mares y océanos “One Ocean Summit”, en Francia.

Redacción El Sol de México

México se comprometió a reducir la contaminación de las zonas económicas que rodean los océanos nacionales, durante su participación en la cumbre internacional sobre la protección y la preservación de mares y océanos “One Ocean Summit”, en Brest, Francia.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard dejó claro que es una de las principales prioridades del país, además de urgir la implementación de un instrumento de gobernanza global que garantice la situación ambiental de los océanos en todo el mundo.

Agregó que para 2025 toda la actividad en la zona económica marítima exclusiva será sustentable.PUBLICIDAD

“Hacemos mucho en nuestras zonas económicas, hay que hacer más con la industria naval, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños tiene como un objetivo estratégico este año reducir el plástico, la contaminación, preservar la biodiversidad, pero necesitamos tener ese instrumento este año, instrumento común, gobernanza global”, comentó el canciller.

Ebrad confió en una herramienta de gobernanza global en los mares, pese a las actuales tensiones entre Rusia y Ucrania, alegando que este instrumento permitirá proteger la biodiversidad y las aguas internacionales.

«Nos preguntaremos por qué en un mundo con tantas crisis estamos con el tema de los océanos, México y otros muchos países buscan un instrumento que ratifique que se pueda gobernar el mundo de una manera distinta, que tiene sentido el multilateralismo y que podemos lograrlo», comenzando por un «compromiso global sobre las aguas internacionales».

Cambio climático: Países que más contaminan al planeta ¿México incluido?

También se unió al llamado del representante de Estados Unidos, John Kerry, de pasar de las palabras a la acción para la protección de los océanos.

Previamente, Greenpeace México exhortó al canciller Marcelo Ebrard a tomar una posición «ambiciosa» durante la negociación por un Tratado Global de los Océanos.

En una carta entregada por la ONG a la Secretaría de Relaciones Exteriores, la representante del país Ornela Garelli, pidió a Ebrard hacer pública la postura del Gobierno mexicano a favor del objetivo 30×30 (proteger el 30 por ciento de los océanos para 2030) y de la aprobación de un Tratado Global de los Océanos fuerte que permita alcanzar este objetivo.

Los activistas entregaron una carta al Consejero Jurídico de la dependencia en la que se informa que más de 4 millones de personas a nivel global, entre ellas más de 250 mil de México, firmaron por la protección de los océanos.

FUENTE: elsoldemexico

Publicado el

La importancia de crear un comercio electrónico ecológico en México

La contaminación medioambiental está generando catástrofes en todo el mundo y nos está llevando a un punto de “no retorno” en cuanto al incremento de las temperaturas. De acuerdo con el Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, este fenómeno sería aún peor en México, con un calentamiento más rápido que el promedio, y rebasando 1,6 ºC.

Aunque estudios recientes teorizan que el comercio electrónico sería menos contaminante que el comercio tradicional, la realidad es que el constante incremento en las compras a través de Internet (registradas desde la llegada de la pandemia) estaría generando preocupación en el mundo de cara a la masificación de estas herramientas.

Por ello, en este artículo de EcologíaVerde, vamos a hablar sobre la importancia de crear un comercio electrónico ecológico en México.

El e-commerce en México

México no se escapa de esta realidad que vive el e-commerce, ya que según información del “Estudio de Venta Online 2022” de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comercio electrónico crecerá cerca del 27% durante el 2021. Esto estaría trayendo consigo un fenómeno de contaminación mucho mayor que en años anteriores.

Ya para el año 2018, la huella de carbono de empresas como Amazon, superaba a la de más de una veintena de países en Europa. En México, según distintas fuentes, también se estaría viendo un incremento en la generación de desechos a medida que el comercio electrónico sigue avanzando en el territorio.

Estos desechos, en su mayoría, se componen por los materiales utilizados para envolver y proteger los envíos, la papelería utilizada para el branding y el uso de combustibles fósiles para el envío de mercancía (ya sea en aviones, barcos, vehículos, etc.). La mala disposición de muchos de estos materiales no hace más que empeorar la situación.

¿Todo el consumo Online es igual de contaminante?

No en todas las industrias ocurre lo mismo, como lo reveló la firma Oliver Wyman, explicando que la industria de la moda, por ejemplo, contaminaría más en sus establecimientos físicos. En este, al contrario que en otros mercados, la digitalización ha contribuido con la disminución de la generación de desperdicios.

Esto se debe a que, aunque el consumo Online estaría generando nuevos desperdicios de forma acelerada, el consumo tradicional también conlleva una contaminación importante, ya sea por concepto de gasto eléctrico, envoltorio de productos, uso de productos de limpieza tóxicos, transporte del personal, entre muchos otros.

Por eso hemos visto que muchas marcas del sector textil estarían invirtiendo para favorecer la compra Online, ya sea mediante la venta directa en plataformas de e-commerce, o mediante la publicación de folletos exclusivos para Internet, como puede ocurrir con el catálogo 2022 de Andrea. Marcas como Macy’s, Decathlon o El Corte Inglés también estarían expandiendo su presencia digital.

¿Cómo hacerlo sostenible?

Se han propuesto distintas alternativas para disminuir la contaminación generada por el e-commerce, con algunas de las más innovadoras (pero también más complejas de aplicar masivamente) siendo el uso de embalaje reutilizable y reciclable, como el cartón y el plástico que cumpla estas características. Esto ha generado polémica debido a que algunos argumentan que estos materiales no brindan la protección adecuada, algo que no se ha comprobado.

También se han propuesto ideas para el uso de envíos en los que se minimice el gasto de combustibles fósiles como, por ejemplo, se ha propuesto potenciar los envíos con bicicleta en distancias cortas y los envíos grupales en distancias largas. Esto también ha generado rechazo en partes de la sociedad debido a que implicaría tiempos de entrega más largos.

El e-commerce es una herramienta esencial para el desarrollo del comercio en México y el mundo, sin embargo, si no se toman las medidas necesarias para asegurar un funcionamiento sostenible, puede traer consecuencias muy negativas de cara al futuro.

Si deseas leer más artículos parecidos a La importancia de crear un comercio electrónico ecológico en México, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Productos ecológicos.

FUENTE: ecologiaverde

Publicado el

Restaurar manglares de México protege las costas y almacena carbono

Cuando un olor a huevo podrido se eleva desde los manglares del sureste de México, algo va bien. Significa que este hábitat costero clave para mitigar los impactos de los huracanes se ha recuperado y está capturando dióxido de carbono, el ingrediente principal del calentamiento global.

Hacia el sureste de México existe un gran proyecto para salvar los manglares que se encuentran en la Península de Yucatán. Hace décadas, los manglares se alineaban en estas costas, pero hoy solo hay delgadas franjas verdes de árboles junto al mar, interrumpidas por áreas urbanizadas y segmentos rojizos muertos por demasiada sal.

La primera vez que llegaron al pantano para realizar trabajos de restauración estacional fue hace más de una década con Jorge Alfredo Herrera, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN), les dijo que, «los manglares necesitaban una red de canales entrelazados donde el agua dulce y salada se mezclaran».

Aun cuando hombres de Chelem, un pueblo pesquero de Progreso, rechazaron el trabajo, un grupo de mujeres lo aceptó, creyendo que podían lograr mucho por el futuro de sus hijos. Después de la temporada de lluvias, trabajan en el proceso de restauración: plantar manglares jóvenes en un pantano cerca de esta ciudad portuaria.

Colocan plántulas de manglares de 20 pulgadas en montículos de lodo unidos por una malla, creando pequeñas islas de aproximadamente un metro cuadrado. Como sabemos el los manglares representan un ecosistema muy importante para combatir el cambio climático.

Acciones climáticas que favorecen al planeta

Este esfuerzo de restauración de manglares es similar a otros en todo el mundo, ya que los científicos y los grupos comunitarios reconocen cada vez más la necesidad de proteger y recuperar los bosques para almacenar carbono y amortiguar las costas del clima extremo, incluidos los huracanes más intensos.Se están llevando a cabo otras restauraciones en Indonesia, que contiene las extensiones de hábitat de manglares más grandes del mundo, Colombia y otros lugares

Los manglares son el ecosistema que secuestra la mayor cantidad de carbono ya que pueden capturar alrededor de cinco veces más carbono en el sedimento que una selva tropical. De 1980 a 2005, se perdió entre el 20% y el 35% de los bosques de manglares del mundo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

De 2000 a 2016, la tasa de pérdida disminuyó a medida que los gobiernos y grupos ambientalistas destacaron el problema, pero la destrucción continuó, y aproximadamente el 2% de los bosques de manglares que quedaban en el mundo desaparecieron, según imágenes de satélite de la NASA.

Pérdida de manglares en territorio mexicano

En México, como en gran parte del mundo, la mayor amenaza para los manglares es el desarrollo hotelero y urbano. La región cercana a Cancún perdió la mayor parte de sus manglares históricos debido a carreteras y hoteles a partir de la década de 1980.

También se han despejado extensiones de manglares en la costa del Pacífico sur del país para dar cabida al cultivo de camarón, mientras que la exploración y perforación de petróleo en aguas poco profundas frente al Golfo de México amenaza a los manglares.

Aunque México tomó medidas para establecer un plan de acción climática en 1998 y fue uno de los primeros países en desarrollo en hacer compromisos voluntarios bajo el Acuerdo Climático de París, su compromiso con el medio ambiente comenzó a retroceder en 2015, dijo Julia Carabias, profesora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.En los últimos seis años, México ha recortado los recursos para la conservación del medio ambiente en un 60%

Por otro lado, el creciente apoyo del gobierno a la energía de combustibles fósiles a infraestructura en curso y los proyectos turísticos en la región, está dañando el ecosistema de las costas de nuestro país.

A pesar del sistema de monitoreo del país, los investigadores locales dicen que por cada hectárea (2.5 acres) de manglar restaurado en el sureste de México, 10 hectáreas se degradan o se pierden.

FUENTE: meteored